• Jueves 2 octubre 2014, 12:21 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión
Fabián Mohedano

Fabián Mohedano

Miembro de la ejecutiva del PSC

La Catalunya que viene

Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Lunes, 1 de julio del 2013 Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Este 30 de junio ha hecho un año que los termómetros nos señalaban simbólicamente en Sant Feliu de Codines el recibimiento caluroso en el escenario de la política catalana del Moviment Avancem. A lo largo de este año hemos ido denunciando la debilidad de la situación política catalana que se manifiesta en todos sus pilares y dimensiones: la economía destrozada por la crisis devastadora, la democracia en buena parte dañada por la corrupción y la cohesión de la sociedad puesta en duda por la falta de un horizonte nacional compartido de forma mayoritaria por el conjunto de los catalanes.

Miembros de la Ejecutiva del PSC, en una reunión el pasado mes de mayo. DANNY CAMINAL

'Avancem', en el emblemático acto de este último enero en el Raval y que contó con la presencia de la práctica totalidad del espacio progresista catalán, apuesta decididamente por trabajar por una Catalunya fuerte. Justo cuando el país parece que vive sus momentos más álgidos y se habla de una eventual autoderminación, se encuentra paradójicamente en una situación de debilidad extrema institucional y social, alertábamos. Y también por una Catalunya de progreso: ya cuando hemos llegado a ser uno de los países más avanzados del mundo, más grande es el retroceso que estamos sufriendo en bienestar y en igualdad de oportunidades.

Esta semana hemos empezado a dibujar los mensajes que nos planteamos para la Asamblea de Girona el próximo 13 de julio. Hemos manifestado la idea de hacer un doble llamamiento para una nueva alianza de progreso pensando en la Catalunya que viene.

La Catalunya de progreso es socialmente mayoritaria. Debería serlo políticamente. Existe la posibilidad de que la ciudadanía retorne a la izquierda la confianza y por lo tanto el Govern de Catalunya. Avancem quiere ser la herramienta del #espaisocialista que facilite y arrastre con lealtad al PSC hacia un posicionamiento que haga factible --sin renunciar a sus principios-- este retorno a la Generalitat. El PSC debe sentirse partícipe de las transformaciones que reclama Catalunya. La consulta a la ciudadanía sobre su futuro en ningún caso puede terminar mediatizando un futuro entendimiento con el resto del espacio social y político progresista catalán. Y por otra parte, que haga posible el entendimiento con ERC --que sin renunciar a sus anhelos-- priorice aquellos elementos de entendimiento que los une con el resto de la izquierda en Catalunya. Para salvar los posicionamientos que ahora parecen muy alejados y por su incidencia en la labor del actual Govern debe priorizar los puntos de encuentro, el común denominador de la izquierda, que se entroncan en la defensa de los derechos sociales y nacionales.

Más allá de la consulta, que ya es avalada y aclamada por tres cuartas partes de la ciudadanía, hay que pensar en la Catalunya que viene. Pensamos que no hacerlo sería una irresponsabilidad y haría perder la credibilidad a la izquierda.

Hay que hacerlo de forma proactiva y huyendo de viejos esquemas de décadas anteriores ahora ya superadas. En los tiempos actuales ya no existe un pensamiento único, pero sí se mantiene un status quo único, del que la ciudadanía está agotada por las injusticias que genera.

La nueva izquierda en Catalunya debe liderar el cambio a favor de un nuevo proyecto de país que dé respuestas creíbles y viables en cuestiones como la financiación, la fiscalidad, la creación de puestos de trabajo o el mantenimiento de los servicios públicos. Y otros como la construcción de unas instituciones transparentes que luchen contra la corrupción o el andamiaje de una Europa federal, democrática y social.

Un buen ejemplo. Este sábado, cada uno de los dos abajo firmantes vivimos el #concertdelallibertat desde donde correspondía a su ideario: el sofá de casa desde el ojo particular de TV3 o in situ en el Camp Nou. Actitud diferente, coincidencias democráticas. El concierto fue una muestra de civismo, de ilusión, y pone de manifiesto que vivir a espaldas del sentimiento que ayer rezumaba mayoritariamente el termómetro del Camp Nou es políticamente un error estratégico y táctico. Y socialmente una irresponsabilidad, más desde un posicionamiento progresista.

Una consideración no menor: echamos de menos poner más el acento sobre la delicada situación social: recortes, ERES, paro juvenil ... Y más énfasis sobre la corrupción. Que Millet haya podido ver el concierto de la libertad en libertad, como mínimo, es algo que chirría. In situ y a través de TV3, que con el 'share' obtenido de más del 32% de la audiencia ha justificado como servicio público su retransmisión, se proyectó el reclamo de la libertad pero no de las necesidades sociales. Disociar libertad e igualdad es un gran error que no podemos obviar para construir la Catalunya que viene. La otra pega es reincidente y contraproducente con el objetivo deseado por muchos, votar para decidir nuestro futuro colectivo. Y es que adelantar la independencia al previo derecho de votar puede poner en duda la radicalidad democrática del proceso. Faltaron pancartas y más intervenciones a favor de la federación con España. En cualquier caso, seguimos pensando que avanzamos con decisión.

Este artículo también está firmado por Jordi del Río, miembro de la Ejecutiva del PSC. Mohedano y Del Río son fundadores del Moviment Avancem.

Leer más artículos de:

Fabián Mohedano

Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

Lo +

Lo más
Mostrar grupo Lo más visto
Ocultar grupo Lo más comentado
Mostrar grupo Lo más valorado
Mostrar grupo Lo más enviado

También en elPeriódico.com