• Viernes 25 julio 2014, 22:33 h

elPeriódico.com

Regístrate | Iniciar sesión
Gente corriente

Estudiante de ESO. Este niño encantador es un tsunami de creatividad. El cine, los inventos y la bombonería son su fuerte.

Matías Szarfer: «He inventado un instrumento para hacer mimitos»

Miércoles, 23 de junio del 2010 Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Nuria Navarro Nuria Navarro, periodista

Hijo de empresario y psicóloga argentinos, Matías Szarfer (Barcelona, 1997) es un niño con una creatividad colosal. A los 5 años se inventó una empresa, Bidovi 3D (sin ánimo de lucro, naturalmente), que con el tiempo diversificó y aplicó el márketing. Diana, su madre, le define como «cariñoso, intuitivo, proclive a quedarse con la última palabra y poco amante de que le impongan cosas».

carlos montañés

Edición Impresa

Edición Impresa

Versión en .PDF

Información publicada en la página 80 de la sección de Contraportada de la edición impresa del día 23 de junio de 2010 VER ARCHIVO (.PDF)

-¿Diría que es usted especial?
-Bueno... Soy diferente. No hay muchos a los que les guste lo que a mí.

-¿Qué le gusta?
-Las manualidades. Por ejemplo, he hecho una serie en stop motion con plastilina que se titula The Szarfers, una versión de Los Simpson sobre mi familia. Algún capítulo, como el que le regalé a mi abuelo por su cumpleaños, está colgado en Youtube.

-Tengo entendido que las películas solo son una rama de su empresa.
-Sí. A los 5 o 6 años monté la empresa Bidovi 3D. Le tuve que preguntar a mamá cómo se escribía el nombre... Luego hice apartados. El primero fue Bidovi Inventos, luego vino Bidovi TV ¿que es la productora de películas¿; Matilab es la división química, y está Bidovi Caramelos.

-Bidovi Caramelos suena de miedo.
-Se me ocurrió después de ver Charlie y la fábrica de chocolate, una de mis pelis favoritas. Soy adicto al chocolate, ¿sabe? Empecé a fabricar bombones con nueces, dulce de leche, mermelada de fresas, chocolate blanco...

-Pecaminoso.
-También diseñé la campaña de márketing de la empresa. El logo, las tarjetas y las camisetas; y quería hacer bolígrafos, pero no pudo ser.

-¿Algún genio en su familia?
¿Mmm... Fede, mi hermano mayor, hizo algún invento, aunque después prefirió la fotografía y la música. Toca en el grupo de percusión brasileña que se llama Batubaroa. Con él y con mi otro hermano, Alex, hemos rodado muchas películas, entre ellas Por eso pasó lo que pasó.

¿El secreto educativo? La madre de Matías, Diana, sostiene que no hay secreto. Es cuestión de confianza, amor incondicional y mucho estímulo. Y ante cualquier eventual curiosidad, dar instrumentos para expresarla. Hasta tal punto de que el salón de los Szarfer se ha convertido con alarmante frecuencia en un cuarto de maravillas.

-Hábleme de sus inventos.
-He inventado el mimitador, un instrumento para hacer mimitos. Cuando lo fabriqué pensé en mi papá, que se iba de viaje a Argentina a ver a la abuela y no tendría quién se los hiciera. También he inventado los lápices de luz, los LDL, que sirven para hacer dibujos en las fotos, pensando en mi hermano.

-Más hallazgos de su autoría.
-El apboat, un barco que funciona con jabón. Vi que si ponía una lámina de oro mojada en alcohol sobre agua, empezaba a moverse. Descubrí que el alcohol rompía la tensión superficial del agua. Lo mismo pasa con el jabón. Y he inventado el watersize, un aparato para medir la humedad de las plantas; y el automaticbroom, un recogemigas de pan por vibración. Los he presentado en la feria del inventor de Vilanova i la Geltrú, y me han dado tres premios.

-Enhorabuena. ¿Qué prodigio de los suyos tiene más éxito?
-El aguantatapas. Un gancho especial que se cuelga del borde de la olla y sirve para sostener la tapa. A una vecina le encantó, le di uno y, a cambio, me regaló un pastel.

-Buen trato. ¿Todo eso se le ocurre así, de repente?
-Primero se me plantea un problema y luego pienso un invento para resolverlo. Si tengo una idea, la dibujo para no olvidarme y, cuando tengo tiempo, busco la manera de fabricarla. Por ejemplo, inventé la cuchara doble porque cuando me servía el colacao, nunca sabía si la cantidad era suficiente. Así que por un lado de la cuchara remuevo y pruebo, y por el otro, rectifico si hace falta.

-¿Por qué le gusta todo esto?
-No sé... Me gusta. Cuando mis padres compraban electrodomésticos, mis hermanos y yo nos quedábamos las cajas y fabricábamos cosas. Casetas, robots... Me gusta ir con papá a un híper de componentes eléctricos.

-¿Dónde tiene instalado el taller?
-En una habitación tengo la zona de inventos y, en otra, el laboratorio. Me encanta hacer experimentos. Una vez fabriqué un vino con orégano.

-¿Estaba bueno?
-No mucho.

-Sus notas serán de escándalo...
-Depende. Saco un excelente en Naturales y en Catalán, un suficiente. Ahora, con la tecnología que hay, no sé para qué sirve saber hacia dónde van los acentos...

Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

Comentario + votado

ver todos

Lo +

Lo más
Mostrar grupo Lo más visto
Ocultar grupo Lo más comentado
Mostrar grupo Lo más valorado
Mostrar grupo Lo más enviado