El Periódico de Catalunya

Lunes 25 septiembre 2017

Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

ETNOTURISMO

Diversión entre viñas

En el Penedès hay propuestas como safaris fotográficos, paseos en bicicleta y talleres de aromas

Diversión entre viñas

En septiembre hay actividades todos los fines de semana.

Observar las estrellas a la altura de las viñas, un taller de aromas, cenas en bodegas, comidas al aire libre, safaris fotográficos, paseos a la orilla del río, visitas a granjas, rutas para contemplar mariposas, catas, vermuts, recorridos por naves de fermentación en cuyos depósitos el mosto vive su metamorfosis etílica son propuestas de La Verema del Cava al Penedès. El objetivo es acercar la vendimia a los visitantes, justo en un año en el que se ha adelantado la recogida de la uva a causa de la sequía para garantizar el punto óptimo de maduración de cada variedad y dosificar el equilibrio de los aromas, los azúcares y la acidez.

Todos los fines de semana de septiembre se programan actividades dentro de esta iniciativa impulsada por el Institut del Cava, en la que participan 12 bodegas que recolectan y seleccionan las uvas a mano para mimar la excelencia. Agustí Torelló Mata, Codorníu, Freixenet, Giró Ribot, Gramona, Juvé & Camps, Llopart, Mestres, Segura Viudas, Sumarroca, Torelló y Vilarnau abren las puertas de sus fincas y vides entre la cordillera prelitoral y las pequeñas llanuras de la costa mediterránea, donde maduran las uvas del Penedès ante las montañas de Montserrat.

Texto Alternativo

La bodega y las viñas de Agustí Torelló Mata tienen su sede en Sant Sadurní d'Anoia, capital del cava, cuyo tiempo de crianza determina el tamaño y la abundancia de las burbujas. Esta marca familiar se caracteriza por valorar las variedades autóctonas tradicionales, como el macabeo, el xarel.lo y el parellada.

«Este año, al igual que en el 2015 y en el 2017, los granos de uva son más pequeños, pero la calidad será mucho mejor», asegura el enólogo Àlex Torelló, hijo del fundador de esta empresa que propone para el domingo 17 un safari fotográfico por el antiguo camino de los molinos de papel en un paisaje en el que se contempla el río y las viñas. Hay también una visita al Centre d'Interpretació de l'Aigua de Torrelavit, «con catas y una fideuá a la sombra de los pinos», agrega Gemma Torelló, responsable de la gerencia.

CATA A CIEGAS

Las cavas de Codorníu fueron construidas entre 1902 y 1915 por el arquitecto modernista Josep Puig i Cadafalch. Su propuesta para el sábado 30 consiste en una cata a ciegas con una explicación de las variedades de uva, los aromas, los 'coupages' y la crianza de sus vinos espumosos. Todo acompañado de un aperitivo tras visitar su espectacular finca.

Una semana antes, el sábado 23, se celebra el Festival d'Estiu entre Vinyes en Vilarnau, justo antes de la puesta de sol. Consiste en un paseo por las viñas, una barbacoa, música en vivo y baile. Ese mismo día, Gramona muestra cómo sus cultivos han ido evolucionando hacia la agricultura biodinámica gracias a la ayuda aportada por su granja con gallinas, vacas, ovejas y caballos. El encuentro finaliza con una comida campestre. Este sábado, dia 9, Sumarroca propone una visita a la bodega que incluye catar el mosto y pisar uvas descalzos como se hacía antiguamente.