El Periódico de Catalunya

Sábado 21 octubre 2017

Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

Ruta

Recorrido histórico con el Seat León TGI

En la segunda ruta con el Seat León TGI propulsado por GNC descubrimos la historia más antigua de Catalunya de camino al Estany de Banyoles.

Recorrido histórico con el Seat León TGI

El nuevo León luce un diseño más deportivo

La semana pasada arrancó esta serie de viajes por el norte de Catalunya al volante del nuevo Seat León TGI, una propuesta de movilidad sostenible basada en la propulsión por Gas Natural Comprimido. Tras la parada en Monells, un precioso paraje atrapado en tiempo de doncellas y guerreros del medievo, proponemos continuar el camino hacía Banyoles, el punto final de la segunda jornada redescubriendo unas tierras llenas de historia y belleza. Esta vez la cronología del trayecto llegará todavía más lejos, cuando los habitantes de Ullastret poco podían imaginar que andarían sobre cuatro ruedas y se contentaban con cazar una buena pieza para llevarse algo a la boca gracias a su destreza con la lanza. Pero como sucede en la carretera la prisa no es un buen compañero por lo que poco a poco desgranaremos los detalles más recomendables de esta ruta.

Alejados de los ruidos urbanitas el descanso en Monells será tan reconfortante como chocante, cualquiera desearía tal paz en todas sus noches. Al levantarse, las bonitas calles empedradas darán la bienvenida a un día de descanso o carretera. En este caso optaremos por la segunda opción pero el entorno bien merece un fin de semana largo para conocer sus escondites.

UN VIAJE EN EL TIEMPO

Entre pueblos de siglos pasados el diseño del nuevo Seat León reluce. Su actualización dota a este compacto cinco puertas de una imagen moderna, dinámica y cuidada, mejorando la calidad percibida tanto en su exterior como interior. Las curvas de la anterior ruta desaparecen esta vez para dar paso a vías secundarias en las que destaca el confort de un vehículo pensado para cumplir con buena nota en todos los aspectos: espacio, seguridad y conectividad. Al contar con un depósito extra para el gas su maletero se ha visto afectado, pasando de los 380 litros de capacidad a los 275 del TGI, pero caben sin problemas las maletas para una escapada. Los nuevos sistemas de ayuda a la conducción y seguridad facilitan una conducción sencilla y sin altercados. La conectividad, en cambio, será el mejor aliado del copiloto para mantener el buen ambiente del habitáculo desde la pantalla multifunción de ocho pulgadas.

Texto Alternativo

La silueta de Montgrí recuerda a las curvas de una mujer.

A la llegada a Ullastret es de obligado cumplimiento un paseo tranquilo por su pequeño casco histórico protegido por una muralla en perfecto estado. Las gentes tranquilas del lugar dan cobijo a los interesados con sus sonrisas y las mejores explicaciones para llegar a la ciudad íbera de Ullastret. Este yacimiento arqueológico se remonta al siglo VI a.C y en su interior todavía pueden verse parte de las murallas, silos y viviendas que fueron transformadas con la llegada del Imperio Romano. Toda una lección de historia a unos pocos kilómetros de Barcelona.

UNA TARDE RELAJADA

El paseo abrirá el hambre de cualquier aprendiz de Indiana Jones por lo que la ruta deberá continuar hasta Torroella de Montgrí. Un pueblo a la falda del Macizo del Montgrí que luce en su cima una fortificación construida por Jaime II en el siglo XXI. Es curioso vislumbrar desde la lejanía las formas de la montaña, que muchos asemejan a las curvas de una mujer. Para disfrutar de la tan recomendada cocina mediterránea el Restaurante Palau Lo Mirador ofrece los mejores productos frescos de la zona en un entorno acogedor y con mucho encanto.

Texto Alternativo

Estany de Banyoles.

Con el estómago lleno y tras el descanso recomendable para ponerse ante al volante, el viaje sigue hasta el destino final: Banyoles. La vía rápida conseguirá bajar nuestros consumos de combustible a medida que nuestra conducción se torne más eficiente. Sin frenazos, sin cambios de marchas ni demandas de potencia el coche se puede llegar a situar por debajo de los 4,3 kilos a los cien kilómetros. Un dato que agradecerá el bolsillo. A nuestra llegada al Estany de Banyoles, conocido por ser el más grande de Catalunya, nos hacemos pronto con el ritmo relajado de las familias que pasean junto a su orilla. Sin duda, el mejor fin de tramo para dormir antes de la siguiente ruta..