El Periódico de Catalunya

Sábado 16 diciembre 2017

Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

HOMBRE ORQUESTA DE FORMATO JAZZ

¿Seguro que toca solo?

El músico portugués Jorge da Rocha (al contrabajo, voz, percusión y loopstation) estrena segundo disco

Jorge da Rocha interpreta en acústico 'Birth song', incluida en su segundo disco.

Jorge da Rocha interpreta en acústico 'Birth song', incluida en su segundo disco.RICARD FADRIQUE

Es de esos tipos que no pasan inadvertidos. Lo verás por el metro arrastrando un contrabajo que abulta más que él. Se llama Elías, dice. El contrabajo, no él. Lo trata con la misma delicadeza que si llevara a cuestas a su musa.

Él es Jorge da Rocha: músico portugués formado en el Taller de Músics, 37 años, ya lleva 11 en Barcelona. Vendría a ser un hombre-orquesta de formato jazz: contrabajo, voz, una 'loopstation', hasta hace percusión. Podría tocar incluso el sitar hindú. “Lo puedo hacer sonar”, puntualiza él. “Así me ganaba la vida cuando llegué a Barcelona”, hace memoria. La pregunta más repetida tras uno de sus conciertos es: “¿Pero eras tú solo?”.

UN CONTRABAJO INQUIETO

Tres adjetivos suelen ir pegados a su nombre en internet: “Seductor”, “original”, “sensible”. Él se resume con uno solo: “Inquieto”. “Me gusta experimentar”, se justifica. Su contrabajo suena a jazz, a pop, a electrónica, hasta dirías que tiene un deje a fado. “Puede ser”, dice. Es incapaz de encajonarse en un solo estilo. “Yo lo veo como una fusión entre el acústico y el eléctrico con un toque de world music y alternativo a la vez”.

Así suena su segundo disco, el primero con canciones originales: ‘To drop and let go’ (Whatabout Music). Lo presenta el domingo -15 octubre, 19 horas- en la sala Hiroshima. “Creo que se pueden encontrar muchas influencias de algunos grupos del disco anterior”, añade el portugués. Con su primer álbum, ‘These are a few of my favorite songs’, le colgaron el año pasado la etiqueta de “innovador”. Reinterpretó al contrabajo canciones de Radiohead, Björk, Massive Attack. “Utilicé mis canciones favoritas como una excusa para investigar acerca del instrumento –detalla-. Y también para empezar a cantar”.

Música íntima –la de ambos discos- que empapa, que cala por dentro. Al fin y al cabo, es “un solo músico –se presenta en la plataforma de crowdfunding Verkami, con la que ha publicado los dos discos- que busca nuevos caminos para llegar al destino de siempre: el alma y corazón del que escucha”.