El Periódico de Catalunya

Viernes 15 diciembre 2017

Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

tapeo potente

Sabores extra en Extra Bar

El minúsculo local de Gràcia ofrece tapas potentes y vinos a copas de lo más interesantes

Sabores extra en Extra Bar

La pequeña sala del restaurante Extra Bar.FERRAN IMEDIO

Quien conozca La Pubilla, frente al mercado de la Llibertat, sabrá que el suyo es uno de los mejores menús de mediodía de Gràcia y quizá de Barcelona. Su éxito morrocotudo se ha trasladado ahora a Extra Bar (Torrent de l'Olla, 79), donde el chef Alexis Peñalver cambia de formato pero no de intención, pues su objetivo es siempre que te relamas con tanto sabor.

Lo logra de nuevo en este minúsculo local que abrió en febrero y que apuesta por tapas sencillas pero potentes, de mercado (aunque con alguna receta que mira a latitudes lejanas) y una carta de vinos corta, cambiante e interesantísima.

Como en La Pubilla, Extra Bar hace bandera de la cocina directa y sencilla, se podría decir incluso que vintage, a través de una carta contundente que cambia con la temporada y también de platillos del día. Croquetas de 'rostit', patatas bravísimas, callos de bacalao y un guiño a los fans de La Pubilla, que aplaudirán hasta con las orejas: uno de sus 'hits', huevo frito con terrina de pies y morro de cerdo. Y también tacos de calamar con sobrasada y lima, y raviolis con la picante sopa vietnamita 'pho'.

Extra Bar

Torrent de l'Olla, 79. Barcelona.
Teléfono: 93.832.48.69.
Precio medio: 20 €.

Para acompañar los bocados, vinos a copas de seis denominaciones de origen que sugiere el equipo de wineissocial.com, del exsumiller de El Bulli Ferran Centelles. No hay carta; las botellas están a la vista en los estantes, sobre las cabezas de los comensales.

Más que bar de vinos, es un bar con buenos vinos porque la comida no se hace en función de la bebida. Pero si eres más de cerveza, ningún problema, pues Extra Bar es de los pocos sitios donde la saben tirar.