El Periódico de Catalunya

Miércoles 22 noviembre 2017

Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

ciudad on 

Aprende a lanzar bolas de energía

Aquí se disparan esferas mágicas con las manos como en 'Bola de drac'. Es Hado, el nuevo tecnodeporte de moda en Japón: combates de realidad aumentada

Combate con bolas de energía en Lostroom.

Combate con bolas de energía en Lostroom.

Te enseñan a disparar bolas de energía en apenas dos minutos. Ríete tú de Son Goku. En la vida real no hace falta juntar las muñecas y hacer un semicírculo con las manos, ni siquiera soltar por lo bajini el grito de guerra anime: «¡¡¡Kameeehamehaaaaa!!!». Pero lo haces, claro. Y una bola de energía sale de tus palmas como si estuvieras en 'Bola de drac'. Esto es Hado, el nuevo tecnodeporte de moda en Japón: combates de realidad aumentada.

«Es el primero que hay en España y posiblemente en Europa», saca pecho Yuri Popov. Este ruso con pinta de haberse escapado de Silicon Valley -31 años- es el dueño de Lostroom (Roger de Flor, 89). El año pasado ya instaló en Barcelona el primer 'escape room' con realidad virtual (esos juegos ubicuos en los que hay que huir de una habitación en menos de una hora, aquí volando en plan 'cyborg'). Hace apenas una semana que su lista de juegos incluye luchas con bolas de energía.

«Hado -resume su web- es la combinación de un sensor de movimiento, un 'smartphone', tecnología de realidad aumentada y deportes que crean una experiencia inmersiva que llamamos 'techno sports'». Se trata de un invento de la compañía nipona Meleap. En Japón ya han montado hasta campeonato del mundo.

«¿Os enseño a disparar bolas de energía?». Dasha habla con la parsimonia de una superheroína curtida. Frente a ella, seis mortales con cara de haberse colado sin querer en la madriguera de 'Alicia en el país de las maravillas'. Te ajustas una muñequera y unas gafas de realidad aumentada (con un 'smartphone' de visor) y empiezas a ver la vida real con ciencia ficción. Parece la misma habitación, pero ahora cada vez que das un golpe de efecto con la mano, sale de tu palma una bola azul o rosa, depende del color de tu equipo. Boom. Cargas munición con la mano en alto. Cuando la bajas, se te carga un escudo protector invisible. En dos minutos te has convertido en luchador anime en prácticas.

LO+

¿Quién puede decir por ahí que tiene agujetas de tirar bolas de fuego? Haces deporte con ciencia ficción.

LO-

Ver una partida sin gafas es como mirar a Ruiz Mateos practicando el «que te pego, leche». Para que te chantajeen de por vida.

Agujetas aumentadas

Empieza el combate. Tres contra tres. Desde tus gafas y desde la pantalla que hay en la entrada del local, se ve un luminoso combate a muerte a lo 'Bola de drac'. Sin gafas y sin pantalla, lo que se ve es una cómica panda de Ruiz Mateos practicando el «que te pego, leche». Eso sí, se suda tanto tirando munición aumentada como Rambo con metralleta estándar. Las agujetas también son aumentadas; dos días con el brazo de acero resentido. Y solo son 25 minutos (8 euros por persona). Aunque todos los que pasan por aquí suelen jugar más partidas, dice Dasha. «Se pican».

Hado

Luchas de realidad aumentada
Lostroom (Roger de Flor, 89)
25 minutos, 8 euros por persona

Así que se avecina avalancha de deportes aumentados. ¿Que por qué? «Porque es divertido -dice Yuri-. Puedes hacer ejercicio mientras disparas bolas de fuego o golpeas a un dragón». (Sí, sí, también se esperan dragones a lo 'Juego de tronos'). «Y es más fácil -continúa Yuri- hacer y llevar gafas de realidad aumentada que de realidad virtual».