El Periódico de Catalunya

Viernes 26 mayo 2017

Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

FESTÍN PARA EL FIN DE SEMANA

12 'brunch' de Barcelona para no levantarse de la mesa

Lista de los lugares obligados para los amantes del desayuno tardío y la comida temprana

12 'brunch' de Barcelona para no levantarse de la mesa

Bagel de salmón y rúcula con chips de yuca, zumo de frutas decorado pensamientos y café con leche.JAVIER PARDO / CUBA DE JANEIRO

Como festín para autohomenajearse en el día más ocioso de la semana o como reconstituyente fuera de horas tras una larga noche de sábado, el 'brunch' dominguero (en algunos locales también sabatino) se afianza en la ruta gastronómica de Barcelona, con horarios a la mediterránea y en versiones de bufet pantagruélico, sibarita, 'healthy' o a la carta.

— 1 —

Ritual dominical en Cecconi's

Pº COLOM, 20

40 € con una copa de aperitivo

Irresistible tanto para morros finos como para estómagos XXL. El novísimo 'brunch' del restaurante italiano del Hotel Soho House se ha convertido en la revelación del invierno, con una potente oferta de platos italianos en bufet que van mucho más allá de las pizzas recién hechas (tremendas) y los antipasti de gran calidad para empezar: desde delicatessen vegetales hasta mortadela, bresaola, capocollo, surtido de quesos, ensaladas variadas (quinoa, caprese...), ostras y langostinos. Luego se puede pasar a los risottos y una lasaña de 10, o sumergirse entre el cochinillo crujiente, las piernas de lechal o un salmón gigante para servirse al gusto. Cada semana cambian algún plato, y rematan el festín de varias horas -si uno gusta- con uno de los mejores tiramisús de Barcelona y otros muchos postres que le harán llorar de remordimientos horas después. Pero además, el ambiente fusiona a gente guapa con familias, sin prisas y con buen servicio. Domingos, de 12.00 a 17.00 horas.


— 2 —

Festín sibarita en Majestic

PASEO DE GRÀCIA, 68

59 € todo incluido

Sigue en el podio de los mejores de Barcelona. Es el bufet más caro, pero también el más completo y con toooodo incluido. No solo por la oferta completísima de platillos servidos desde un apabullante bufet que alimenta por la vista (ostras sin límite, salmón, ibéricos, huevos, canapés, canelones de pollo, arroces de primera….), sino por su recién incorporada barra de sushi y cebiches, donde se prepara el pescado al momento. El colofón es una zona de pastelería capaz de derribar la resistencia incluso de los enemigos del dulce. Y el as en la manga con el que no tiene competidor: vinos incluidos, copas de Moët & Chandon sin límite y un gintónic para certificar una digna digestión, sin prisas, con sesión afterbrunch en la terraza Dolce Vitae. El ambiente, pese a ser un hotel de lujo, es mucho más familiar y local que turístico. Con estilo e imprescindible reserva. Domingos, de 12.30 a 16.00 horas. Los niños de más de 4 años pagan 29 euros.


— 3 —

Más que huevos en L'Eggs

PASEO DE GRÀCIA, 116

De 15 a 30 €, según combinación

L'Eggs es literalmente el paraíso de la yema y la clara, un clásico para saborear el 'brunch. ELISENDA PONS

El 'brunch', un invento anglosajón, se posicionó entre el desayuno tardío o la comida temprana de quien se levanta tarde el fin de semana y con hambre canina fuera de los horarios establecidos. Uno de sus pilares son los huevos, que L'Eggs (paraíso de la yema y la clara en sinfonía) ofrece en todas las versiones posibles a diario. Sin embargo, los sábados y domingos cuenta con combos brunchs a precio cerrado, como el ¡Buenos días! (zumo natural, tortilla suflada con setas, butifarra negra del perol y queso de cabra, coca de cristal con tomate y café o infusión por 15 euros), el Cosmopolitan (zumo, muesli con yogur, hamburguesa completa o huevos Benedict, y café); el Desayuno con Diamantes (con cava, revuelto con ibéricos....); el Favorito (con Bloody Mary, huevos con jamón de bellota, pan de payés...).


—4 —

Comida y alegría en Xibarri

TRAFALGAR, 30

25 € con aperitivo

Carles Garriga añadió la b al Xibarri para dar un punto gamberro y de barrio a ese concepto de jaleo con que el bautiza su comedor en el Hotel Yurbban. Un jaleo entendido como comer bien y con alegría, recuperando recetas de otras generaciones, dando alas a las raíces de la cocina catalana y llenando platos de sabor, entre productos comprados y hasta cultivados con mucho mimo. El esfuerzo se traduce en un entorno moderno donde afloran canelones que saben a cocina familiar, calamares encebollados, garbanzos con chorizo, ternera de Girona con setas... Platillos y precios ajustados, y con eventual música en vivo o grandes colofones de velada en su superterraza. Pero los sábados y domingos el bufet permite ponerse las botas con embutidos, ensaladas, huevos, quesos, pasteles, zumos... a un precio cerrado de 25 euros y con una Mimosa de bienvenida. De 11.30 a 17.00 horas.


—5 —

'Retox' total en el Hotel W

PLAZA ROSA DELS VENTS, 1

35 €

Texto Alternativo

El 'brunch' en el hotel más 'cool' empieza con una degustación y termina con los comensales socializando.

El propósito de quien va de 'brunch' al Retox dominical del hotel más cool de Barcelona, el W, es múltiple y va mucho más allá del paladar, aunque no esté reñido con un hambre canina. Y es que el restaurante Wave y el W Lounge se transforman en territorio de degustación, música y fiesta -This is not a sunday brunch- para el que estire la convocatoria. A modo de bufet y con banda sonora de DJ's, se disponen embutidos, quesos, minisandwiches, cebiches, cereales, panes y muchas tentaciones para los voraces. Y zumos naturales, ensa-ladas y frutas para los apetitos healthy. Pero su séquito de camarareros-animadores (tremendos looks) proveen sin parar al comensal de platillos calientes (de miniburgers a langostinos en tempura y otros pecados) a pie de mesa. El ágape es de 14.00 a 16.00 horas y se remata con una tremenda zona de postres no apta para glotones. Aunque luego se pueden quemar los excesos en la zona de copeteo y la coctelería, en cuanto la música sube el volumen y uno elige acabar el fin de semana socializando entre brindis. La entrada después de las 16.00 horas es solo para mayores de 21 años y por lista previa.


— 6—

Aires 'chic' en el Mandarin

PASEO DE GRÀCIA, 38-40

49 €

La sede de Tiffany's en sus bajos invita a pensar en un 'brunch' con diamantes en el Hotel Mandarin Oriental. Un lujazo que los domingos de 12.30 a 16.00 horas cuesta 49 euros, con libertad para comer a placer. Su bufet chic se estructura entre embutidos selectos, sushi y cebiches, así como dim sums y otras influencias orientales. Pero en el luminoso espacio (el BistrEau by Ángel León) hay muchos más sabores elaborados al momento. Se traducen en platillos también incluidos (y que van variando) como arroces, minifiletes, hamburguesitas y otras tenciones, también dulces. Incluye copa de bienvenida y aguas.


— 7—

Supersabor en Travel & Cake

ROSELLÓ, 189

Desde 12-15 €

'In grandmothers we trust' es su consigna. Y para quien confía en la cocina de la abuela, la ecología y lo saludable con chispa, el 'brunch' es aquí un disfrute no dominical sino diario. Las colas de los seis locales de Cup & Cake (como el de Enric Granados) pueden amenazar al hambre en fin de semana, pero el horario de estos establecimientos de estética luminosa y nórdica, con materiales naturales, va mucho más allá del mediodía. El nuevo Travel & Cake, como sus hermanos, demuestra cómo comer bien y saciarse con un completísimo plato, y no aburrirse incluso si el mix es vegetariano. Tan estratosféricos son sus nachos artesanos con pollo, arroz, judías y queso, como su ensalada Cerdeña de ñoquis de calabaza, nido de kataifi, ricota y varios vegetales o sus tremendos huevos Benedict con salmón sobre gofre negro (platos de 7,90 a 11,90 euros). Imprescindibles también sus tartas gigantes y los zumos y batidos orgánicos.


—8 —

Repostar en Les Delícies

GRAN VIA, 644

29 € con copa de cava

Texto Alternativo

Una propuesta de 'brunch' variado con ensalada, tacos y verduras.

La variedad de edades y aspecto de los comensales en el 'brunch' dominical de Les Delícies (Catalonia Passeig de Gràcia) da cuenta de que el formato enlaza costumbres de aquí y allá. Es posible que a las 12.30 horas haya más huéspedes internacionales haciendo su comida tempranera de domingo. Pero según avanza el reloj aparecen barceloneses añorados de aquellos bufets tradicionales donde se comía un poco de todo. Aquí hallarán embutidos ibéricos, guisos, ensaladas, huevos -con show cooking de tortillas- y bollería e incluso una pequeña carta de imprescindibles incluidos. Hamburguesa de ternera con cebolla y queso del Pirineo, huevos ecológicos Benedict con salmón, beicon o fuagrás, pescado con verduritas, quinotto de ceps, tallarines de tinta de calamar... Todo, a un precio cerrado de 29 euros y reducida para niños. Incluye copa de cava o Mimosa de bienvenida, aguas y cafés. Hasta las 16.00 horas.


— 9—

La Desayunería conquista

COMTE BORRELL, 75

Desde 10-12 €

En ese cambiante barrio de Sant Antoni donde cada día brota una nueva carta, a Paula Ruiz hay que agradecerle el alumbramiento de La Desayunería (sobre el extinto El Café del Barri) con un cariño que trasciende sus sartenes. Desde hace algo más de dos años apunta a los desayunos de campeonato, con platos que en realidad se pueden digerir a cualquier hora y sin fronteras. Los madrugadores pueden devorar sus especiales (Americano Mañanero -huevos, pancakes, beicon dulce, salchichas italianas, patatas, champiñones, tomate, judías y cebolla frita-, New York Plaza, Alfred Hitchcock Psicosis ...), o tostadas, cruasanes y pancakes con aderezos para aullar de gula. Pero el menú brunch de 12.00 a 20.00 horas abarca ensaladas, burgers caseras de nivel, y los combos con base de dos huevos y mil y una mezclas, como el fabuloso Love Cheese, que suma pollo frito y cuatro tipos de quesos. O el Chorizo Ibérico Dream. Para beber, vino, zumos, infusiones y cacaos a destajo.


— 10—

Tentación de Cuba de Janeiro

AVENIDA MISTRAL, 33

Desde 15 €

Para los que el hambre cuenta tanto como cuidarse, el novísimo Cuba de Janeiro suma recetas sanas y ricas con un poquito de cada una de estas ciudades. Nada como despertar tarde e hincarle el diente a sus panes y bagels. De Cuba llegan el Trinidad, el Cienfuegos (con atún, crema de yogur, tomate, lima y pimienta) y el Compay. Y de Brasil, el Copacabana, el Gatinho (con pechuga de pavo, mozzarella fresca, tomate, rúcula y aceite de albahaca), entre otros. Sin pasar por alto platos como sus tabulé de quinoa, rosbif con rúcula, hamburguesa de pollo de corral, huevos cocotte...y la pastelería artesana y yogures. Para rehidratarse, zumos de primera, infusiones amorosas o cafés que homenajean al local. Y para alargar la tertulia (incluso hasta la madrugada), su despliegue coctelero ya es la bomba.

— 11—

Doblete en BarRi Diagonal

CASANOVA, 211

10 y 12 €

Primero abrió en Sarrià y luego le dio un hermanito junto a la Diagonal, con la misma filosofía de hacer comunidad y cubrir del desayuno a la cena, con platos de temporada, caseros y de proximidad. Los fines de semana, aunque uno puede saciarse con tapas o platos, ofrece de 10.00 a 12.00 horas un buen combo de 'brunch' salado por 10 euros con café o infusión, zumo natural, tostada con mantequilla, bollería y bocata a elegir de embutidos de Km 0; o bien el brunch Huevos de 12 euros, con la misma fórmula pero huevos al gusto (Benedict, revueltos, rancheros, fritos...) en lugar de bocadillo. La escenografía es la guinda, con terraza y patio, y prensa del día.


— 12 —

Picnic

COMERÇ, 1

Unos 25 €

Uno de los padres del 'brunch' local, en el Born, no puede faltar en la lista. Sus huevos Benedict con salmón o beicon son un superhit, pero también son míticos los rancheros; sus inolvidables pancakes con fresas, los tremendos biquinis, croquetas de quinoa o pastel de queso. Tanto sábados como domingos (de 10.30 a 17.00 horas) se pone a reventar, por lo que es más que recomendable reservar y acudir con verdadera hambre.


Texto Alternativo

A LA ÚLTIMA

750 calorías

Es el precio moral a pagar por encajar unos huevos Benedict que se precien -plato rey de un 'brunch' de manual-, en el supuesto de que incluyan base de pan, huevos, salsa holandesa y algún remate, que suele ser salmón o jamón. La culpa de que esta delicia sea una bomba calórica es, sobre todo, de esa tremenda salsa que incorpora mantequilla, yemas de huevo y zumo de limón. Pero apartarla sería pecado.