El Periódico de Catalunya

Miércoles 22 noviembre 2017

Inicia sesión

Inicia sesión con tu cuenta de El Periódico

Olvidé la contraseña Política de privacidad

Si todavía no eres usuario, Regístrate

ECHAR RAÍCES

El alcornoque abombado de Cordelles, en Cerdanyola

El árbol, ahora rodeado de cemento, es la herencia de un antiguo paisaje rural

El alcornoque abombado de Cordelles, en Cerdanyola

Este curioso alcornoque de tronco abombado, tres grandes ramas y color ennegrecido es el superviviente más insigne de los bosques de alcornoque que antiguamente debieron de salpicar la zona norte de Cerdanyola. Según explica Josep Enric Ribas, técnico de jardinería del municipio, el árbol creció durante décadas en el ambiente rural de la Masía Cordelles, documentada desde el siglo XI, hasta que el edificio y sus tierras de cultivo fueron engullidos por el gran crecimiento urbano de Cerdanyola.

"Bajo su sombra iban a merendar los payeses", prosigue Ribas. Ahora, ya convertido en un anciano pero sin síntomas de regresión, vive rodeado de cemento y coches aparcados. El alcornoque, que tiene un perímetro de tronco de 3,84 metros y una altura aproximada de 10 metros, está catalogado por el ayuntamiento como bien de interés local.

'Quercus suber'

Nombre común Alcornoque
Origen Mediterráneo occidental
Antigüedad Hacia 1820-1840
Lugar Cerdanyola del Vallès. Paseo de Cordelles, esquina calle de la Brassa.