El Periódico

CONTRA LAS CONVENCIONES

Copi: pollos, ratas, travestis y trangresión

Autor de cómics, dramaturgo y narrador, el artista francoargentino protagoniza una completa exposición en la Virreina, comisariada por el escritor Patricio Pron

Copi: pollos, ratas, travestis y trangresión

JORGE AMAT

Copi, cuya trayectoria mostrará una exposición en la Virreina Centre de la Imatge, en una imagen representando Loretta Strong en el salón Diana de Barcelona, en 1978. 

Viernes, 4 de noviembre del 2016 - 18:31 CET

  • Portada de Copi para la revista mensual de 'Charlie', de septiembre de 1974.

  • Copi representando 'Loretta Strong', en el salón Diana de Barcelona, en 1978.

  • Viñetas protagonizadas por el personaje de La mujer sentada, de Copi. 

  • Viñetas protagonizadas por el personaje de La mujer sentada, de Copi. 

Desde varias viñetas La mujer sentada, encarnación del sentido común y uno de sus personajes recurrentes (creado en 1964 para sus tiras en 'Le Nouvel Observateur'), habla con caracoles y con pollos (ya dibujó el primero a los tres años). En otras abundan los travestis, las ratas, las viejecitas lúbricas y los animales antropomórficos que caracterizan los dibujos del francoargentino Copi, nacido Raúl Natalio Roque Damonte en 1939, en Buenos Aires. Una obra en cómic, dramaturgia y narración, “llamativa por el radical cuestionamiento de las convenciones, de los géneros y de la familia tradicional y que aborda temas como los motivos de los crímenes pasionales” que lo mantienen tras su muerte, a causa del sida, en 1987 en París, como un “autor contemporáneo”.

El escritor Patricio Pron, que realizó su tesis doctoral en Alemania sobre un artista que califica de "transgresor de la transgresión", presenta la exposición 'Copi. La hora de los monstruos' que él mismo comisaría en La Virreina Centre de la Imatge, donde -en paralelo con la muestra sobre el cineasta Alexander Kluge, 'Jardines de cooperación'- podrá verse desde este sábado hasta el próximo 5 de febrero.

RUMORES SOBRE SU MUERTE

Es esta la primera exposición que aborda la obra gráfica de Copi, que reúne sus apariciones en televisión y cine y material de los archivos de Angulema y logra reconstruir un relato veraz y extenso sobre su vida y su muerte, “llena de rumores y leyendas” y poco documentada hasta ahora. “Decía que había pillado el sida antes que nadie y escribía sobre ello en la época, en los 80, en la que todo el mundo lo silenciaba”, revela Pron. Para Copi, la hora de los monstruos que da título a la exposición era un momento en que "lo viejo aún no se ha marchado y lo nuevo aún no termina de llegar”. 

Copi aterrizó en la Francia contestataria de los años 50 con su familia, que ponía distancia con la política de Perón (de ahí unos primeros dibujos críticos y antiperonistas). Autor de cómics como 'Et moi, pourquoi j’ai pas une banane?' (Y yo, por qué no soy un plátano?) y 'Las viejas putas', de obras teatrales como 'La Pyramide' y 'Le bal des folles', y de relatos y novelas como 'L’Uruguayen' (editados en Anagrama como 'Las viejas travestís y otras infamias'), publicó en las revistas satíricas francesas por excelencia, ‘Charlie Hebdo’ y ‘Hara Kiri’ y fue condecorado como Caballero de las Artes y las Letras.

Texto Alternativo

JORGE AMAT

Copi representando 'Loretta Strong', en el salón Diana de Barcelona, en 1978.

RELACIÓN CON BARCELONA

El dibujante tuvo también con Barcelona una relación estrecha, sobre la que Pron ha conseguido toda una serie de fotografías del cineasta Jorge Amat de la actuación que Copi realizó en 1978 en el escenario del Salón Diana, representando 'Loreta Strong', travestido y con unas proverbiales ratas -que él veía símbolo de la eficacia- hechas de gomaespuma. Además de con Amat, en la capital catalana se relacionó con Ocaña, los escritores Biel Mesquida y Alberto Cardín o su editor, Jorge Herralde (Anagrama).

Texto Alternativo

Copi, en la portada de la revista 'Gai Pied', de octubre de 1983.

HOMOSEXUALIDAD

Vinculado a movimientos de liberación homosexual, fue esa sin embargo una realidad que no apareció reivindicada nunca en su obra. “Simplemente porque ya lo daba por hecho”. “Sus personajes -explica el comisario- se sienten legitimados para tener relaciones con otros hombres o con animales. De alguna forma Copi es post-homosexual. Sabotea las convenciones de la identidad sexual, por la que él transita libremente”.

En su obra hay ironía y humor, crueldad y ternura, teatralidad y subversión de géneros; juega con la apariencia y el engaño y para él no hay diferencia entre sueño y vigilia. “Sus tiras -apunta Pron- nos hacen pensar en una obra de teatro porque renuncia también a las convenciones del cómic e introduce las pausas dramáticas”. Y sobre las críticas que recibía “por dibujar mal”, no hay más que acercarse a sus historietas para descubrir que sus trazos de “aparente torpeza son una estrategia narrativa muy compleja”.

TEMAS

El secretario técnico del FC Barcelona ya intentó ficharlo la temporada pasada sin éxito