El Periódico

Promo abono anual cinemes Girona

ESTRENOS DE CINE

La versión más ambiciosa de 'Los Miserables'

Tom Hooper busca la emoción de la mano de una película más operística que musical

El director de 'Delitos y faltas' desvela sus secretos en 'Woody Allen, el documental'

OLGA PEREDA / Madrid

Martes, 25 de diciembre del 2012 - 00.00 h

Una imagen de la película 'Los miserables'.

Tiene sentido estrenar 'Los Miserables' en la época, supuestamente, más entrañable del año: La Navidad. La versión del director Tom Hooper (ganador del Oscar por la también emotiva 'El discurso del Rey') está fabricada para emocionar al espectador hasta la lágrima, algo que los críticos nunca perdonan. En todo caso, hablamos de la adaptación más ambiciosa de la enorme (en calidad y cantidad de páginas) novela de Victor Hugo, en la que se relata las décadas de persecución en el siglo XIX entre un hombre que fue apresado por robar un trozo de pan para su sobrino hambriento (Jean Valjean, interpretado por un convincente Hugh Jackman) y un inspector de policía obsesionado con la ley (Javert, al que da vida Rusell Crowe, el actor menos brillante de todo el elenco a la hora de mostrar sus habilidades como cantante). La película se acerca más a la ópera que al musical porque toda ella está cantada. Una de las escenas más celebradas es la de Fantine, encarnada por Anne Hathaway, demostrando el poderío de su garganta con 'I dreamed a dream', tema que provocará que más de un espectador saque el pañuelo de su bolsillo (no lo guardará, avisamos).

'Los Miserables' no es la única película que llega el día de Navidad a la cartelera. También lo hace 'Más allá de las colinas', de Cristian Mungiu, director que puso en el mapa el nuevo cine rumano de la mano de '4 meses, 3 semanas y 2 días' (Palma de Oro en Cannes). Su nuevo fime marra cómo llega a un covento una chica, cuyo objetivo no es abrazar al religión sino encontrar a su mejor amiga.

Los amantes del documental tienen una cita con Woody Allen. El director redacta sus guiones a máquina. Lo hace en una Olympia que compró hace 40 años. Una vez escritos, mete todos los folios en la cómoda de su habitación y de vez en cuando los repasa a mano encima de su cama. Cuando quiere quitar o añadir alguna frase a sus diálogos tira por la vía manual: coge tijeras y grapas. Así lo explica el cineasta neoyorquino, riéndose de él mismo, en 'Woody Allen, el documental', donde el creador de 'Delitos y faltas' y 'Annie Hall' abre las puertas de su casa y de su cerebro a Robert Weide (director de 'Larry David'). Toda una hazaña teniendo en cuenta la severa alergia que el neoyorquino tiene a las entrevistas. Su cara en las conferencias de prensa son un auténtico poema. Por no hablar de la alfombra roja de los festivales. Presentado en la Semana Internacional de Cine de Valladolid, el documental cuenta con la colaboración de estrellas como Martin Socorsese y Diane Keaton, que confiesa abiertamente que, en sus años mozos, hizo todo lo posible para enamorar a Allen. Lo consiguió, aunque el idilio terminó rompiéndose. También Penélope Cruz tiene buenas palabras para el cineasta que le puso en bandeja el Oscar por su papel en 'Vicky Cristina Barcelona'. El documental, sin embargo, pasa de puntillas por el escándalo provocado a raíz de la relación entre Allen y su actual esposa, Soon-Yi, hija adoptiva de la que entonces era su pareja, la actriz Mia Farrow.

Como decíamos al principio, es Navidad. Y no hay navidad sin película de animación. En esta ocasión, hablamos de '¡Rompe Ralph!', donde la factoría Disney propone un estupendo viaje al mundo retro de los videojuegos.

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario