• Miércoles 23 abril 2014, 08:42 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión

REAPARICIÓN DEL AUTOR DE 'CORAZÓN PARTÍO'

Sanz, de Palau a Palau

El cantante madrileño sustituyó su plaza habitual en Barcelona, el Sant Jordi, por el escenario modernista en un inflamado recital de dos horas apuntalado en su reciente 'La música no se toca'

Jueves, 29 de noviembre del 2012 Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
JORDI BIANCIOTTO
BARCELONA

Anoche, síndrome Palau en estado puro en el primero de los tres recitales de Alejandro Sanz en la sala modernista: conmoción multiplicada por la solemnidad del recinto, por el factor histórico derivado de su debut en el local y por la cercanía del ídolo, a quien sus fans barceloneses han tenido que ver, por lo general, con prismáticos en sus numerosas visitas al Palau Sant Jordi. Fueron dos horas de sanzmanía de proximidad a bordo de sus éxitos y generosos pellizcos a su nuevo disco, La música no se toca.

Próximo 8Alejandro Sanz, en un momento de la actuación en el Palau de la Música, que anoche le permitió acercarse como nunca a los fans. CARLOS MONTAÑÉS

Edición Impresa

Edición Impresa

Versión en .PDF

Información publicada en la página 55 de la sección de Espectáculos de la edición impresa del día 29 de noviembre de 2012 VER ARCHIVO (.PDF)

El madrileño se presentó con la renovada banda que mostró el pasado agosto en Cap Roig, un modelo de paridad de género con incorporaciones como Brittany Denaro, guitarrista con marcadas inclinaciones heavy. Una formación que puso un acento rockero a la primera pieza, Llamando a la mujer acción, y que se mostró polivalente para pasar del baladón melodramático a las cadencias cubanas y la rumba con incursiones trompeteras de latin jazz. El recital avanzó con el material nuevo (Cómo decir sin andar diciendo, Se vende) hasta que Sanz tomó la palabra para piropear el local y celebrar la intimidad. «Qué gusto, estar aquí tan cerquita», festejó antes de referirse al Palau como «un sitio mágico, mítico, por donde han pasado tantísimos grandes artistas».

Como ya tiene una lista de éxitos así de larga, el medley se ha ido haciendo conveniente en sus recitales para ganar tiempo e ir por faena, así que, tras Desde cuando, Sanz fundió Nuestro amor será leyenda, El alma al aire y Labana rumbo a un intenso Quisiera ser. Rebajando un poco la tensión y el tempo, un tramo de pequeño formato con otro popourri, este enarbolado por Enséñame tus manos, que cantó envuelto en coros y con el único sustento del piano.

Antes de abordar Cuando nadie me ve, Sanz se dirigió a un espectador del gremio musical, sentado en uno de los palcos laterales. «La dedico a un amigo que ha venido a vernos hoy, el señor Eros Ramazzotti», anunció. Ovación a la salud del autor de Se bastasse una canzone.

DESLICES 'HEAVY' / Para presentar a los músicos, tarea fatigosa, Sanz delegó en Chris Hierro, que reveló la procedencia multinacional de la banda: Miami, Santo Domingo, Canarias... y Barcelona. Momento banal con Every little thing she does is magic, de The Police. Donaro lució luego una guitarra Flying V de la familia que utilizaba Michael Schenker, y los solos malabares fueron y vinieron en Yo te traigo... 20 años, delatando que el Sanz adolescente era fan de Deep Purple.

Y en la recta final, de Corazón partío a un robusto No es lo mismo. Bandera catalana lanzada desde las alturas y depositada sobre el teclado, y últimas salvas con Mi marciana, Amiga mía y ¿Y si fuera ella? «Barcelona tiene un corazón así de grande». Hoy volverá a comprobarlo .

Noticias relacionadas

 
Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

También en elPeriódico.com