• Jueves 18 diciembre 2014, 13:20 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión

UN MONTAJE CON TAQUILLA INVERSA EN EL TANTARANTANA

La rebelión de Dario Fo

La comedia 'Si no ens paguen, no paguem!', versión del clásico actualizado del Nobel italiano, plantea la desobediencia civil de unos indignados

Una farsa con denuncia social demoledora

Sábado, 23 de febrero del 2013 Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
IMMA FERNÁNDEZ
BARCELONA

Dario Fo la escribió en 1974, la revisó en el 2008 y hoy, casi cuatro décadas más tarde de su creación, la comedia Non si paga non si paga! (Aquí no paga ni Déu en catalán) se erige ya desde el título en una pieza más actual y oportuna que nunca. La rebelión contra el sistema de un grupo de trabajadores abocados a la miseria llega al Tantarantana en una adaptación de Carles Fernández Giua -también director- y Elies Barberà, titulada Si no ens paguen, no paguem! Una versión del texto actualizado hace un lustro por el Nobel italiano que, en palabras de Giua, ha intentado recoger el «espíritu» de su escritura. «Es un teatro directo, arraigado en el presente, sin concesiones, y que usa la comedia como vía para la denuncia social», declara.

Bomba cómica 8 El elenco del Teatre de l'Enjòlit, dispuesto a dinamitar las conciencias en el Tantarantana. FEDE NIETO

Edición Impresa

Edición Impresa

Versión en .PDF

Información publicada en la página 59 de la sección de Espectáculos de la edición impresa del día 23 de febrero de 2013 VER ARCHIVO (.PDF)

En coproducción con el Tantarantana, las compañías Teatre de L'Enjòlit y La Conquesta del Pol Sud han aunado esfuerzos para llevar a escena, hasta el 14 de abril, esta demoledora crítica «del mercantilismo imperante y la pérdida de valores colectivos», enfatiza Giua, que dirige a Albert Alemany, Elies Barberà, Jenny Beacraft, Marta Montiel y Arnau Marín.

Asalto al supermercado

El detonante de la trama acontece en los supermercados. La situación de explotación y el encarecimiento de los precios lleva a los indignados personajes a llevarse la comida sin pasar por caja o pagando lo que consideren justo. La revuelta se extiende por la ciudad, pero no complace a todos.

El conflicto estalla en una pareja con ideas contrapuestas. Antònia (Montiel) es una superviviente nata que llega a casa con el botín robado. Su compañero, Joan (Barberá), muy legalista y esquivo a la desobediencia civil, la reprende: las normas están para cumplirlas. «Se pasará la función recibiendo hostias del resto de personajes, que cuestionarán sus convicciones», dice Barberà.

El debate está servido. ¿Hemos de cumplir todas las normas? ¿Hasta dónde? ¿A qué extremo hay que llegar para cambiar las cosas? Preguntas, recuerda Giua, que hoy están en la calle. En una realidad que se ha empeñado en ir mucho más lejos que cualquier ficción, como recordó Barberà al hilo del último espectáculo de las compañías, Corrüptia, una regió de l'Est, inspirada en el caso Gürtel «¡Aquello eran menudencias en comparación con lo que está cayendo!».

Si no ens paguen, no paguem, en consonancia con la temática, se acoge a la iniciativa de la taquilla inversa aplicada también en la Beckett. El público pagará después de ver la función lo que crea justo. «Es el momento de reinventar muchas cosas. No queremos que el precio sea un impedimento para ver la obra», declara el director. Pero no se olviden de pasar por caja.

Noticias relacionadas

 
Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

Ocio y Cultura

Lo +

Lo más
Mostrar grupo Lo más visto
Ocultar grupo Lo más comentado
Mostrar grupo Lo más valorado
Mostrar grupo Lo más enviado

También en elPeriódico.com