El Periódico

Canet Rock 2015

El 'boom' de las bandas adolescentes catalanas

Power-pop juvenil

Teràpia de Shock, Amelie, Okey Ok, Abril y Lapsus, entre otras, copan un nuevo panorama

NÚRIA MARTORELL
BARCELONA

Sábado, 9 de marzo del 2013

Ha nacido un nuevo género que ya se ha bautizado como el pop-rock catalán adolescente. Bandas con demostrado tirón como Teràpia de Shock, Amelie y Vuit abrieron el camino. Pero la lista crece con la misma rapidez con la que estos jóvenes dan el estirón. Abril, Lapsus, Marge d'Error, Nyandú, Desenkant, Margarett y los casi quinceañeros Okey Ok, por citar varios ejemplos, van copando un panorama en el que las redes sociales juegan un papel esencial. Sin olvidar la fuerza de 'Polseres vermelles'. Es sonar en la popular serie de televisión y tener garantizada la repercusión. Y los que no lo han conseguido todavía, suspiran por hacerlo.

Los benjamines de toda esta 'troupe', los imberbes Okey Ok, tienen tan claro que son unos colegiales que ilustran la carátula de su disco de debut ('Trencant el gel') como si fuera una libreta. Y el videoclip de su canción estrella, 'Dia ideal', lo rodaron entre pupitres. El cantante y compositor del grupo barcelonés, Marc Montserrat, explica así a qué cree que se debe este 'boom' de power-pop adolescente: «A las ganas de los jóvenes de reivindicar su estilo y en catalán. Hay muchas bandas de pop-folk costumbrista que tienen mucha repercusión, pero para los chicos, o para los que les gusta más el rock, no hay muchos conjuntos en el panorama catalán. Por esto nosotros decidimos cantar en nuestra lengua y en el estilo que nos gusta».

LEGIÓN DE FANS FEMENINAS / Okey Ok grabó su álbum en La Atlántida estudio y apostó por letras optimistas y mensajes positivos. «Es lo que me sale a la hora de escribir», se justifica el vocalista, quien reconoce que entre su legión de fans predomina, y con diferencia, el género femenino. «Pero esto también sucede con las bandas americanas. Y en casi todos los estilos de música. Quizás lo que pasa es que el sector masculino es más perezoso», ríe.

El cole ha sido la cuna del grupo. «En unas jornadas culturales nos ofrecieron tocar en directo y al ver que gustábamos, nos animamos a grabar una maqueta y enviarla a las discográficas», relata (y fue Discmedi quien descubrió el filón). Asegura que los estudios «son prioridad». Y explica, casi avergonzado, que la profesora de catalán llegó a decir que una de sus canciones, 'Per tots aquells', era una obra maestra de la literatura catalana y sirvió hasta para hacer una práctica en clase. «Fue curioso. Y alentador».

El sello Musica Global es el que más formaciones de este calibre tiene en su catálogo. De hecho, acaban de fichar a los veteranos Teràpia de Shock. El grupo de Les Preses (La Garrotxa) ha compartido escenario con hermanos mayores como Els Pets y Lax'n'Busto. Y admite que «sí, se puede hablar de bandas juveniles catalanas, algo que ha pasado a lo largo de la historia. Jóvenes cansados de que se les ignore reclaman ser escuchados y usan su música para expresar sus sentimientos o disconformidad».

Los barceloneses Amelie, que también están en esta primera división del género, reconocen que «han aparecido muchísimas bandas que han aportado un aire fresco». Entre los logros de este grupo figura entrar en el puesto 25 de la lista de los más vendidos en España con su segundo disco: 'És el moment'. Todos buscan su momento. Como los oletenses Lapsus, que se han lanzado al ruedo con 'Desperta', «el estilo de vida que nos iría bien a todos», valoran. ¿Una moda juvenil y pasajera? La industria y el público lo decidirán.

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario