El Periódico

Canet Rock 2015

Pasen y vean...El Cirque du Soleil

El espectáculo circense regresa a BCN con 'Alegría', el primer montaje de la famosa 'troupe'

MARTA CERVERA / París (enviada especial)

Domingo, 23 de diciembre del 2012 - 19.13 h

Un momento del espectáculo 'Alegria' del Cirque du Soleil.

El Cirque du Soleil regresa a Barcelona. La compañía más famosa del mundo del circo contemporáneo vuelve con todo un clásico, 'Alegría', su espectáculo más emblemático. Fue el primero que alumbró esta famosa troupe canadiense que ha logrado revalorizar el circo como espectáculo de masas. El show, que se vio en Barcelona por primera vez en 1998, se instalará en el Palau Sant Jordi desde el miércoles hasta el 6 de enero.

La propuesta de Franco Dragone, nacida en Montreal en 1994, mantiene intacta la misma intensidad, belleza y calidad. La fuerte ovación que los artistas recibieron hace unos días en el estadio de Bercy de París deja constancia de que la magia de este espectáculo es incombustible, como la música del show, compuesta por René Duperré. "Alegría es un espectáculo atemporal. Es el sello del Cirque du Soleil, un show muy teatral donde lo único que ha cambiado es el nivel de los artistas", explica Bruno Darmagnac, director artístico de esta reposición, que gira por grandes pabellones, y responsable de mantener el espíritu del montaje original. "Intentamos estar lo más cerca posible del público y mantener el ambiente del show cuando se presenta bajo la carpa", añade.

Durante los últimos ensayos antes de la función, Darmagnac atiende al más mínimo detalle. Es un perfeccionista. "Los acróbatas no pueden estar haciendo siempre lo mismo. Igual que en cada Olimpiada se consiguen nuevos retos, en el circo eso también pasa. Cada vez se buscan saltos y piruetas más complejas". "Para crecer, un artista necesita mejorar", apunta. Durante el ensayo no se mete tanto en los aspectos técnicos de los números como en el aspecto estético de los mismos, en su presentación. Detalles como la posición del pie al finalizar un difícil ejercicio de trapecio, por ejemplo. Parte de su trabajo consiste en ofrecer a los intérpretes nuevas posibilidades artísticas. En París, por ejemplo, les montó una clase con un profesor de danza contemporánea a la que se apuntaron desde gimnastas a una de las dos contorsionistas de Mongolia que, a sus 19 años, son las benjaminas de la 'troupe'.


>> Lea la información completa sobre el Cirque du Soleil en e-Periódico.

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario