El Periódico

Venta entradas Portalblau cabecera

ÓBITO

Muere Alan Rickman, el profesor Snape de 'Harry Potter'

El reconocido actor británico, que dio el salto al cine como villano de 'La jungla de cristal', fallece de un cáncer a los 69 años

Muere Alan Rickman, el profesor Snape de 'Harry Potter'

REUTERS

Alan Rickman, en el papel de Severus Snape, en 'Harry Potter'.

BEGOÑA ARCE / LONDRES

Jueves, 14 de enero del 2016 - 14:09 CET

Alan Rickman y Emma Thompson, en la ficción 'The song of lunch'.

Los británicos le admiraban y lo querían como algo suyo. Durante más de tres décadas, Alan Rickman ha sido uno de los actores más populares del Reino Unido. Con una larga carrera en cine, teatro y televisión, su muerte en Londres, la ciudad en la que había nacido hace 69 años, fue otra luctuosa sorpresa en una amarga semana. Como en el caso de David Bowie, Rickman había llevado en secreto su lucha contra el cáncer, de la que solo sabían su familia y sus íntimos amigos. Los que le rodeaban en el momento de expirar.

Conocido de las nuevas generaciones por su papel en la serie 'Harry Potter', donde encarnó al profesor Severus Snape, Rickman había estado trabajando hasta muy recientemente. Su última colaboración, en la producción de Tim Burton 'Alicia a través del espejo', que se estrenará en mayo, consistió en poner voz a la oruga Absolem. También había estado dirigiendo a Kate Winslet en 'A little chaos', un drama de época en los jardines de Versalles, que él mismo había escrito.

DE SHAKESPEARE A RASPUTÍN

Educado en la Royal Academy of Art y miembro de la Royal Shakespeare Company, Rickman sintió especial inclinación por los papeles de malvado. Su mirada penetrante y su nariz aguileña le daban un poder hipnótico y siniestro muy convincente. A eso se añadía la voz, resonante y modulada, con la que iba desgranando morbosamente cada sílaba. Fue un temible adversario con acento inglés de Bruce Willis en 'Jungla de cristal' (1988), su primera película y su aterrizaje en Hollywood. Tenía 41 años y le ofrecieron el papel dos días después de llegar a Los Ángeles. Fue también el shérif infame de Nottingham en 'Robin Hood, príncipe de los ladrones', con Kevin Costner, y un espeluznante 'Rasputín' en la serie de televisión homónima de la HBO. En Broadway, su interpretación del libidinoso y manipulador Vizconde de Valmont en 'Las amistades peligrosas' le valió la primera de sus dos nominaciones de los premios Tony.

Rickman fue un actor versátil, que también supo mostrar su faceta más sentimental en dramas de época como 'Sentido y sensibilidad', junto a Kate Winslet y su amiga Emma Thompson, con la que también protagonizó la comedia romántica 'Love Actually' y a la que dirigió en 'The winter guest'. Thompson dio ayer a entender que se hallaba junto a Rickman en el momento de su fallecimiento. "Alan era mi amigo y es difícil escribir, porque acabo de besarle y decirle adiós", señaló en un mensaje en el que alabó "el humor, la inteligencia, el juicio y la amabilidad" del desaparecido.

EL MAESTRO DE PÓCIMAS

Para su última hornada de fans, Rickman, siempre será el maestro de Pócimas Severus Snape. Otro villano a primera vista, hasta que más tarde se descubre como alguien atormentado y "una de las personas mas valientes que conozco", de acuerdo con el propio Harry Potter. Rickman dijo haberse "divertido mucho" a lo largo de diez años con la serie. Ayer, la autora J. K. Rowling se quedó "sin palabras para expresar el 'shock' y la desolación" que le habían producido la noticia del fallecimiento. "Era un actor magnífico y un hombre maravilloso". La estrella de Harry Potter, Daniel Radcliffe, también le rindió un sentido homenaje. "Trabajar con él a la edad en que te estás formando fue increíblemente importante. Las lecciones que él me enseñó, las llevaré conmigo el resto de mi vida y de mi carrera".

Rickman era militante con carnet del partido Laborista, del que su mujer, Rima Horton, es concejal. La pareja se conoció siendo adolescentes y vivían juntos desde 1965. En el 2012 decidieron casarse en Nueva York.

TEMAS

Robert Fernández, secretario técnico del Barça, ya advirtió que no sería nada fácil encontrar un perfil de delantero para completar el ataque del Barça. Hay muchos ofrecimientos, pero pocos jugadores que se adapten a lo que buscan

El Barça no consigue cerrar el fichaje del cuarto delantero que necesita Luis Enrique Martínez para dar relevo a la MSN