El Periódico

Eeméride en el rock catalán

La Mirona rinde homenaje a Joan Cardona, 'Ninyín'

Un concierto evoca al miembro de Sopa de Cabra, fallecido hace 10 años

JORDI BIANCIOTTO
BARCELONA

Sábado, 21 de enero del 2012

Joan Cardona, Ninyín, poco antes de su muerte.

El 20 de enero del 2002, ayer hizo una década, Joan Cardona, Ninyín, uno de los dos guitarristas de Sopa de Cabra, y cofundador del grupo en 1986, murió en Barcelona a los 42 años de cáncer de hígado. La efeméride no ha sido pasada por alto por la comunidad del rock catalán, en particular por los músicos que se relacionaron con él en Sopa y otros proyectos. Una docena de ellos, incluidos exmiembros de ese grupo y de Umpah-Pah, Ja T'ho Diré, Draps Bruts y Zitzània, se reúnen esta noche para ofrecer un concierto en su memoria en la sala La Mirona, de Salt.

Una actuación colectiva en la que no solo se rendirá homenaje a Ninyín sino también a su hermano menor, Pau, que falleció dos meses antes, el 2 de noviembre del 2001, con 40 años. Ambos se iniciaron juntos en el rock a través del grupo adolescente Los Chulos, que condujo a Ninyín's Mine Workers Union Band, formación que, a su vez, fue el embrión de Sopa de Cabra. Carmelina Carmona, hermana mayor de los músicos homenajeados, es la ideóloga del concierto. Destaca que su propósito no ha sido propiciar una reunión más de Sopa de Cabra, sino convocar a músicos que colaboraron en sus proyectos personales, en particular el que Ninyín tenía entre manos poco antes de morir.

REUNIÓN DE AMIGOS / Subirán al escenario, entre otros, dos titulares de Sopa, Julio Lobos y Juli Soler Peck, así como Marc Marquès (Umpah-Pah), dos exmiembros de Ja T'ho Diré, Sebastià Saurina y Jesús Moll; Esther Garrido (Draps Bruts), Lluís Figueres (Zitzània), Miquel Brugués (Gran Cirrousis, grupo de los hermanos Cardona paralelo a Sopa cuyo nombre evocaba en tono jocoso a Guns n'Roses) y Sergi Carós, un músico que tomó parte en el proyecto póstumo de Ninyín. Los otros miembros de Sopa de Cabra han sido invitados a asistir al concierto y casi todos han confirmado ya su presencia.

En La Mirona sonarán canciones de Ninyín que Sopa hizo famosas, como El sexo (que me hace feliz), que los hermanos Cardona comenzaron a tocar en el terrado de su casa. «Mis padres eran muy religiosos y la canción resultó rompedora», recuerda Carmelina, que en los últimos años ha puesto orden al material inédito que dejaron sus hermanos. Cajas con notas y grabaciones domésticas de composiciones con títulos como La clau (también conocida como Vull ser tu), Totes les cançons que s'han perdut, Un home amb sort, No tinc perquè y Nobody. Esas piezas, remodeladas y colgadas en la red por Julio Lobos, se integrarán en el repertorio de hoy.

El destino de ese material debía ser un disco de Ninyín que iba a titularse Serendipia, un neologismo que alude a descubrimientos realizados de manera accidental. «Significa que nada pasa por casualidad, y es así como fui, de una forma mágica, descubriendo las canciones y atándolo todo», explica Carmelina Cardona.

El concierto se grabará tanto en audio como en imágenes, pero su destino no será un disco ni un DVD, sino que se colgará en internet. «No hay afán de lucro», subraya Cardona, que no ve exagerada la imagen de Ninyín como «alma rockera» de Sopa de Cabra. «Era rompedor, vivía el rock'n'roll de pies a cabeza».

El 4 de julio fecha clave; si se presenta a la pretemporada del PSG quedaría casi descartado