El Periódico

ARQUITECTURA

Un viejo edificio de viviendas de Ámsterdam rehabilitado gana el Premio Mies van der Rohe

El galardón es una apuesta por la arquitectura con visión social

  • Un viejo edificio de viviendas de Ámsterdam rehabilitado gana el Premio Mies van der Rohe

    EFE / MARCEL VAN DER BURG

    Imagen general del edificio de viviendas de Ámsterdam galardonado con el Premio Mies van der Rohe 2017. 

  • Un viejo edificio de viviendas de Ámsterdam rehabilitado gana el Premio Mies van der Rohe

    EFE / MARCEL VAN DER BURG

    Detalle del edificio de viviendas de Ámsterdam galardonado con el Premio Mies van der Rohe 2017. 

  • Un viejo edificio de viviendas de Ámsterdam rehabilitado gana el Premio Mies van der Rohe

    EFE / MARCEL VAN DER BURG

    Interior del edificio de viviendas de Ámsterdam ganador del Premio Mies van der Rohe 2017. 

EFE / BARCELONA

Viernes, 12 de mayo del 2017 - 16:06 CEST

La Fundació Mies van der Rohe, respaldada por la Comisión Europea, ha anunciado este viernes el Premio Mies van der Rohe 2017 de arquitectura contemporánea, un galardón que ha distinguido la renovación de un edificio de viviendas de los años 70, DeFlat Kleiburg, en Ámsterdam, un ejemplo de arquitectura con visión social. Sus arquitectos, NL architects y XVW architectuur, han revitalizado un viejo y gris edificio de viviendas que estaba apunto de ser demolido.

Se trata de un bloque curvado con 500 apartamentos en el barrio de Bijlmermeer que sus nuevos inquilinos han podido diseñar a su gusto a partir de un 'master plan' del equipo de arquitectos que ha permitido ampliar las viviendas vertical y horizontalmente. La renovación ha incluido la dinamización de la planta baja, lo que ha permitido revitalizar la calle y dar una nueva vida al barrio con viviendas de apenas 1.200 euros el metro cuadrado, un precio muy accesible en una ciudad como Ámsterdam.

"Al visitarlo el jurado quedó convencido por la calidad de los espacios y la buena ejecución de la aparentemente poca arquitectura. Es un ejemplo de mínima intervención pero muy inteligente", ha explicado la directora de la fundación, Anna Ramos. La gerente ha explicado que el jurado tuvo muy claro desde el principio en esta edición su intención de "buscar la arquitectura ordinaria pero heroica, la que es capaz de emocionar y mejorar la vida de la gente", ha añadido.

LOS FINALISTAS

En ese sentido, ha aplaudido que el premio haya recaído en un edificio de viviendas, un sector "a menudo poco reconocido en la historia de los premios". Esta era la primera vez, además, que el premio principal se otorga a un proyecto de renovación de un edificio ya existente.

El ganador se ha impuesto a otros finalistas como el Museo Memorial de Rivesaltes (Francia), el Museo de Katyn en Varsovia (Polonia), el Kannikegården en Ribe (Dinamarca) y el Ely Court en Londres (Reino Unido). También se ha anunciado la mención al Arquitecto Emergente 2017, que se ha quedado en Bélgica y ha ido a parar al estudio de Bruselas MSA/V+ por la obra Navez, cinco unidades de vivienda social en la entrada norte de la ciudad.

El presidente de la fundación, el arquitecto y concejal de Arquitectura de Barcelona, Daniel Mòdol, ha destacado que los dos galardones "inciden en la visión y misión social de la arquitectura". Y el comisario europeo de Cultura, Tibor Navracsics, ha destacado en un comunicado el "potencial creativo y de calidad de la arquitectura contemporánea europea". Asimismo, ha señalado "el respaldo de la Comisión Europea con el desarrollo sostenible urbano y los valores de la contribución de la arquitectura al bienestar de la gente".

60.000 EUROS DE DOTACIÓN

Los dos proyectos premiados han sido seleccionados de una lista de 355 obras de 36 países europeos. Han formadon parte del jurado los arquitectos Stephen Bates (Reino Unido), Gonçalo Byrne (Portugal), Peter Cachola Schmal (Alemania), Pelin Dervis (Turquía), Dominique Jakob (Francia), Juulia Kauste (Finlandia) y Malgorzata Omilanowska (Polonia).

El premio bienal, dotado con 60.000 euros para el ganador y 20.000 para la mención especial, es el más prestigioso de la arquitectura europea, y se concedió por primera vez en 1987 con la voluntad de contribuir al desarrollo de la arquitectura urbana contemporánea del continente.

La ceremonia de entrega de premios tendrá lugar el próximo 26 de mayo en el Pabellón Mies van der Rohe de Barcelona.

TEMAS

Piqué insistió en su deseo de ser presidente del Barcelona, aunque no lo ve "a corto plazo"