El Periódico

A Mascarell le "cuesta entender" el veto a los toros en un rodaje

El 'conseller' Mascarell se distancia de la decisión del Ayuntamiento de Barcelona

ERNEST ALÓS / Barcelona

Jueves, 1 de agosto del 2013 - 17:11 CEST

Un actor con una pistola, junto a los corrales de los toros en la Monumental, durante el rodaje de 'The gunman'

El 'conseller' de Cultura, Ferran Mascarell, ha discrepado este jueves, eso sí, lacónicamente, de la negativa del Ayuntamiento de Barcelona a autorizar el rodaje de varias escenas taurinas de la película 'The gunman' si en ellas se simulaban instantes de la lidia de un toro o si aparecían toros de lidia. En respuesta a una pregunta al respecto, Mascarell solo ha dicho: "Seré breve: me cuesta entenderlo". Para añadir segundos después, tras una pausa: "Nos conviene que el cine se haga fácil".

Tras el veto municipal al proyecto inicial de los responsables del rodaje, una producción internacional con Joel Silver ('Matrix', 'La jungla de cristal') como productor ejecutivo y Javier Bardem y Sean Penn al frente del reparto, el Institut de les Empreses Culturals de la Conselleria de Cultura intentó mediar para facilitar el rodaje, alegando precisamente que la atracción de rodajes de este tipo es estratégico para el sector audiovisual catalán.

Aunque la normativa de protección de los animales de Barcelona y de Catalunya permite el rodaje de escenas en que se simulen incluso maltratos crueles a los animales siempre que se garantice que son simulados y no suponen ningún daño para el animal, la posición enrocada de la concejalía de presidencia del Ayuntamiento de Barcelona solo dejó una posibilidad de acuerdo: los animales únicamente aparecerán al fondo de la escena y son bueyes en lugar de toros de lidia, retocados digitalmente en caso de necesidad para que resulten más creíbles. Los primeros planos con astados en acción tendrán que ser rodados fuera de la ciudad de Barcelona.

El agente de Marco Verrratti, Donato Di Campli, habla a pocos días para que el PSG inicie la pretemporada