El Periódico

ÚLTIMA HORA Detenido el expresidente del Barça Sandro Rosell

La economía como ciencia del apocalipisis

La escritora Lionel Shriver participa en los Diálogos de Sant Jordi y publica nueva novela, 'Los Mandible'

La economía como ciencia del apocalipisis

ALBERT BERTRAN

La escritora Lionel Shriver, en un céntrico hotel barcelonés. 

ELENA HEVIA / BARCELONA

Viernes, 21 de abril del 2017 - 20:27 CEST

A Lionel Shriver, escritora norteamericana afincada en Londres, le gusta poner a sus personajes en bretes extremos provocando la consiguiente incomodidad del lector. No contenta con eso, la autora de 'Tenemos que hablar de Kevin' ha ampliado la apuesta a todo un país, el suyo. En 'Los Mandible' (Anagrama), que lleva por subtítulo 'Una familia 2029–2047', crea una distopía que bebe en las fuentes de 'Un mundo feliz' y '1984' aunque el modelo sea el de la saga familiar. Junto a Empar Moliné, Shriver participó este viernes en los Diálogos de Sant Jordi.

La nueva novela de la autora no es exactamente ciencia ficción, a pesar de que ha imaginado el flex, una especie de artilugio que se puede doblar como un pañuelo y que ha sustituido a ordenadores y smartphones. Lo que imagina Shriver es un futuro más allá de un profundo crack económico que hace que se tambaleen los cimientos físicos y morales de los Estados Unidos. Toda la novela es un tratado de cómo se ha desvirtuado el libre mercado y de cómo un estado monstruoso toma el control.

CONOCIMIENTO ECONÓMICO

“Es una novela sobre el dinero desde el punto de vista emocional e identitario. Habla de cómo el país ha traicionado el contrato con los ciudadanos, que confiaban poder vivir de sus ahorros y se encuentran con que su dinero ya no vale nada”. Confiesa la autora que con este libro ha hecho una profunda inmersión en el campo de la economía, algo que en el pasado le aburría soberanamente y también ha vertido sus propios miedos, muchos de ellos bastante prosaicos, la verdad: “La dificultad cada vez mayor de comprar pescado fresco, que no se pueda volver a tomar un taza de café o una copa de vino. Y también decir adiós a las duchas largas”.

Parecería que el libro lo ha escrito a rebufo del miedo a Trump, cuyo ascenso provocó un alud de ventas de 1984’, de George Orwell. Pero no, el libro salió en Gran Bretaña el año pasado, y asegura que quizá se hubiera frenado a la hora de escribir una realidad que superase la ficción. “La gente de izquierdas tienen la sensación de que están atrapados dentro de una novela distópica y es como si la literatura se hubiera escapado hacia la realidad. Y lo peor de Trump es que es un personaje tan absolutamente exagerado que, posiblemente, no funcionaría como personaje de ficción, es un torpe. Si la gente lee '1984' es porque buscan refrendar su propia angustia con una obra litearia aunque curiosamente leyendo es libro se asustan todavía más”.

TENSA ESPERA

Pese a haber escrito un libro donde los ciudadanos que aspiran a ser libres se ven obligados a huir al estado libre de Nevada donde pueden escapar al control, Shriver asegura no haber querido ser excesivamente apocalíptica. En la vida real también intenta no perder los nervios: “Me limito a respirar hondo y contener el aliento. Lo único que me queda es confiar en que la gente que le rodea sepa lo que se hace. Nos equivocamos eligiéndolo, así que lo único que podemos hacer es esperar que pase el tiempo”. 

La policía y la Guardia Civil inician una operación contra el blanqueo de capitales ordenada por la Audiencia Nacional