El Periódico

Ruptura con la imagen tradicional de género rosa

Un estilo de portadas que crea tendencia

Miércoles, 5 de septiembre del 2012

Son las de Cincuenta sombras portadas en tonos grises y negros, con la foto de una corbata, un antifaz y unas esposas, que bien podrían ser la antesala de novelas policiacas, de intrigas empresariales o ambientadas en la vieja Venecia. Ya lo apuntó la propia E. L. James durante su visita a Madrid el pasado junio: «Las portadas de la trilogía las diseñé yo misma porque estaba harta de esos torsos masculinos desnudos y musculosos y de mujeres a las que se les resbala la ropa y que son tan habituales en la novela rosa. Quería darle un toque más sutil, menos identificativo con el género, que el lector pudiera llevarla en público sin ocultar la portada».

EL 'LOOK GREY' / Y lo ha conseguido, además de crear tendencia y poner de moda el estilo Grey. «Con ese look frío ha logrado dignificar la novela erótica hasta el punto de que las lectoras ya no forran el libro para ocultar que la leen en el metro. Y los editores hemos dicho 'vamos a vestirnos también con ese nuevo estilo, nada de tipografías barrocas ni de torsos de hombre... Es el nuevo código», admite la editora de Esencia Esther Escoriza.

Y la prueba está ya en las primeras novedades que llegan este mes a las librerías aprovechando el tirón del fenómeno Grey. Ojo, pues algunas pueden confundir. Unos gemelos amarillos para los puños de la camisa ilustran tanto la portada de la novela de Sylvia Day No te escondo nada como la de Noe Casado Treinta noches con Olivia, un look que la autora burgalesa aplaude por ser «contemporáneo, sobrio y minimalista». En el caso de Day, es la imagen de la edición americana, de Berkley. «Es un guiño al lector para decirle que en ella hallará lo mismo que en Grey», apunta la editora de Espasa Berta Noy.

La portada de Day de la edición inglesa, de Penguin, optó por un zapato femenino de tacón de aguja sobre fondo gris. Y no en vano, otro tacón de aguja, este en tonos lila, es el que Suma ha elegido para la reedición de la novela de Rosa Peñasco, La sumisa insumisa, que en el 2008 lucía corsé de cuero negro.

El Barça activa el fichaje del centrocampista brasileño, de 28 años, del Guangzhou Evergrande