El Periódico

La vuelta al mundo del In-Edit

El festival amplía como nunca su mirada a la sociedad a través del documental musical

Títulos sobre Oasis, Blur, Keith Richards y Frank Zappa conviven con una amplia retrospectiva sobre el punk

Tráiler del documental 'Oasis: Supersonic' (2016) VOSE

Tráiler del documental 'Oasis: Supersonic' (2016) VOSE

Domingo, 23 de octubre del 2016 - 17:15 CEST

  • Un fotograma de 'Imagine waking up tomorrow ans all music has disappeard', de Stefan Schwietert.

  • Fotograma de 'Blur: new world towers'.

Tras catorce ediciones, al In-Edit le pasa lo mismo que a la gran mayoría de festivales de música: necesita cabezas de cartel que garanticen la afluencia de público, aunque no necesariamente marquen el listón artístico más alto de la cita. Este año Blur y Oasis coinciden en el festival de documentales musicales. Y junto a estos dos clásicos de finales del siglo XX, otros dos nombres clave en la historia del rock: Frank Zappa y Keith Richards.

Imagen de 'Supersonic', documental sobre Oasis.

Son solo cuatro protagonistas de las 48 documentales que se proyectan el festival In-Edit entre el 27 de octubre y el 6 de noviembre. Pero más allá de este llamativo póquer de ases, el In-Edit propone un cabeza de cartel que trasciende personalismos. Este año se cumplen cuarenta años de la irrupción del punk y el festival lo conmemora con una panorámica que con siete títulos. Entre ellos, el seminal 'The filth and the fury' sobre los Sex Pistols, 'The blank generation', sobre el punk neoyorquino, 'Punk attitude', de Don Letts, 'Jubilee', de Derek Jarman, y la salvaje biografía de GG Allin.

Pero si el In-Edit sigue creciendo y definiendo su identidad es, sobre todo, en la programación de otros títulos que en un festival de música en vivo se conocen como la parte media de la tabla. Hace años que la muestra asumió que su rol no es proyectar solo documentales que hablen de música sino seleccionar otros que expliquen el mundo a través de la música. Y en la edición que arranca este jueves esa voluntad se nota más que nunca.

IRÁN, ANGOLA, SERBIA, LÍBANO

¿Cómo se organizan las fiestas de música electrónicas en Irán? ¿Quiénes son los artistas más interesantes surgidos hoy en Angola, Senegal, Ghana y Nigeria? ¿Cómo se desafía la censura en Ramallah y El Cairo? Todas estas preguntas encuentran respuesta en documentales como 'Raving Iran', 'Fonko' y 'Yallah! underground'. En esta edición, tal vez la más viajera de la historia del In-Edit, hay cintas sobre el grupo de canción popular chilena Quilapayún, sobre un festival punk en Serbia y sobre el rico crisol de Mali.

También hay documentales que son un viaje por el mundo en sí mismos. De eso trata 'Presenting Princess Shaw', donde una joven de Nueva Orleans que cuelga sus tomas caseras de voz en Youtube acabará actuando en Israel. O 'The music of strangers', en el que se exploran las identidades culturales de distintos rincones del mundo a través de una orquesta en la que hay músicos de Irán, China, Siria y la gaitera gallega Cristina Pato.

In-Edit es un festival de exhibición y reflexión. Solo en un festival como este hay espacio para preguntarse porqué el cerebro humano se siente atraído por la música. Así lo hace el documental 'The origins of music', con el que el In-Edit abre una nueva brecha hacia el ámbito científico. Y en esa misma línea, la de la reflexión a través de la música y el cine, apuntan varias actividades paralelas como las dos mesas redondas sobre el punk y la conferencia del músico y cineasta Don Letts.

IGGY POP VISTO POR JARMUSCH

El documental biográfico es uno de los formatos más recurrentes y menos sorprendentes. Da lo mismo que se decante por la hagiografía plana o que se adentre en el lado oscuro del artista. Pero hoy en día ya no hay músico sin su documental. Este año la biografía más llamativa es 'Gimme danger', sobre los Stooges de Iggy Pop, porque la firma el cineasta Jim Jarmusch.

También hay biografías sobre el icono del tecno-pop Gary Numan, el pianista de clásica David Helfgott y el fundador del sello Mo' Wax James Lavelle. E incluso tan tradicional formato esconde sorpresas. Es el caso del retrato de Les Blank sobre Leon Russell en 'A poem is a naked person', del triste final de Mark Linkous y sus Sparklehorse, de la extrema singladura de los japoneses X y de 'I am Thor', el muy delirante retrato de un tipo que fue estrella del heavy vikingo, culturista, imitador de Elvis y actor porno.

LA OTRA HISTORIA DE ESPAÑA

Este año, y aprovechando la retrospectiva sobre el punk, el In-Edit abre una interesantísima brecha para revisar el pasado reciente de España a través de varios documentales alrededor del punk estatal. Las tres cintas de Kikol Grau 'Inadaptados' (sobre Cicatriz), 'Las más macabras de las vidas' (sobre Eskorbuto) y 'No somos nada' (sobre La Polla Records) encabezan un apartado al que sumar 'Lo que hicimos fue secreto' (sobre el punk madrileño) y otras dos piezas sobre Parálisis Permanente y Esplendor Geométrico.

En otro contexto histórico, pero con el mismo espíritu crítico, cabe enmarcar 'Sin permiso', que denuncia el acoso a los músicos callejeros de Barcelona. El apartado nacional incluye también 'Omega', el documental que reconstruye la grabación del disco más rompedor del cantaor Enrique Morente y que inaugurará esta nueva edición del In-Edit el próximo jueves.

TEMAS

Carles Aleñá, que tenía un año más de contrato, ha aceptado la oferta para quedarse en el Barcelona