El Periódico

Sant Jordi tendrá dos días de descuentos en las librerías

Los gremios aprueban que el 10% se pueda aplicar tanto el sábado 22 de abril como el domingo 23 de abril

Sant Jordi tendrá dos días de descuentos en las librerías

DANNY CAMINAL

Diada de Sant Jordi      Ambiente en La Rambla 

ERNEST ALÓS / BARCELONA

Miércoles, 5 de abril del 2017 - 13:16 CEST

El descuento que legalmente se puede aplicar en el día de Sant Jordi sobre el libro (un 10%, frente al 5% optativo del resto del año) ha enfrentado tradicionalmente al Gremi de Llibreters de Catalunya, partidario de restringirlo exclusivamente al día 23 de abril, y a editores y libreros que defienden una aplicación más laxa, extendiéndolo a toda la semana anterior. Pero el hecho de que este año Sant Jordi coincida en domingo ha permitido lo que, según Antoni Daura, presidente del gremio de libreros, es una "excepción". Las librerías catalanas aplicarán el 10% de descuento todo el fin de semana, los días 22 y 23 de abril.

La decisión fue aprobada en asamblea del gremio y en la junta de la Cambra del Llibre de Catalunya, que reúne a libreros, editores y distribuidores, requisito necesario, según la interpretación más extendida de la ley del libro, para que el descuento por la 'diada' se pueda interpretar de forma extensa.

Tradicionalmente, el sector ha temido los días de Sant Jordi en fin de semana, por el peligro de que las salidas a segundas residencias o escapadas al exterior resten público que, en días laborables, suele pasearse en busca de un libro al mediodía o a la salida del trabajo. El año pasado, sin embargo, un Sant Jordi en sábado fue un auténtico éxito, y Daura asegura que "no es para estar espantados". "Este año -vaticina- creo que acabaremos haciendo más o menos lo mismo".

Otros factores juegan a favor de un Sant Jordi concurrido: cae entre dos fines de semana, el de Semana Santa y el del puente del 1 de mayo, en el que se supone que las ansias de viajar ya se habrán aplacado. Al mismo tiempo, coincide con un Madrid-Barça, que restará probablemente una hora de ventas a última hora de la tarde pero tampoco favorece el escapismo urbano. Y finalmente, ha recordado hoy el teniente de alcalde de Barcelona Jaume Collboni, se ha decidido que el 22 y 23 de abril sea un fin de semana de comercios abiertos en la capital, lo que garantiza en principio una afluencia de público al menos en el centro de la ciudad.

La renovación de Leo se está fraguando; su padre está en la ciudad condal