El Periódico

ESTRENO EL VIERNES 5

Crítica de 'Alien: Covenant': pánico total

Tras la casi estilizada 'Prometheus', la parte final de la esperada película de Ridley Scott es pura serie B de terror viscoso, brotes de sangre en primer plano y criaturas mutantes

Tráiler de 'Alien: Covenant'.  (2017)

Tráiler de 'Alien: Covenant'.  (2017)

Miércoles, 10 de mayo del 2017 - 12:07 CEST

Alien: Covenant ★★★

Dirección: Ridley Scott
Con: Michael Fassbender, Katherine Waterston, Demián Bichir, Billy Crudup, Danny McBride
Título original: 'Alien: Covenant'
País: Estados Unidos
Duración: 123 minutos
Año: 2017
Género: Terror
Estreno: 12 de mayo del 2017

Ver película en la cartelera

Después de 'Prometheus' y antes de 'Alien, el octavo pasajero', pero con algún eslabón perdido anterior a la acción del filme fundacional de la serie que cabrá rellenar con otra película. Así se situaría argumentalmente 'Alien: Covenant', un filme parecido siendo bastante distinto.

Expliquémonos. El espectador avezado en esta franquicia de terror y ciencia ficción encontrará todos los elementos reconocibles: el parásito que se arroja a la cara de un astronauta para incubar en su interior la futura criatura; el monstruo de cabeza apepinada, cola gigante y mandíbulas de acero o el acoso por los laberínticos pasadizos de una sofisticada nave espacial.

Pero en comparación con la más contenida y casi estilizada 'Prometheus', donde el imaginario característico aún no aparecía, 'Alien: Covenant' explota los elementos más 'pulp' que Scott y sus guionistas -entre ellos John Logan, creador de la interesante teleserie fantástica 'Penny Dreadful'- se han sacado de la manga. La parte final es pura serie B pero con grandes medios de producción.

La creación sintética que encarna Michael Fassbender tiene ya nada disimulados ecos de los replicantes de otro gran filme de Scott, 'Blade runner': la inteligencia artificial que piensa por sí misma. El patógeno que trasladaban al final de 'Prometheus' aparece definitivamente como el origen de todo lo que vendrá a continuación si rebobinamos y recordamos 'Alien', 'Aliens', 'Alien 3' y 'Alien: resurrección'.

Cambia, eso sí, el escenario. Aunque hay secuencias de acoso y derribo 'alienesco' en el interior de la nave espacial, el grueso de la película acontece en un planeta entre la isla perdida de King Kong y el Parque Jurásico pero sin criaturas de tiempos remotos; un escenario natural y bello en el que la ausencia de todo sonido de pájaros y animales crea más inquietud que las apariciones de las criaturas mutantes.

El androide con el rostro de Fassbender no deja de hacer citas cultas, de 'Robinson Crusoe' o el 'Ozymandias' de Percy Shelley -aunque él cree que es un soneto de Lord Byron-, pero 'Alien: Covenant' es puro terror viscoso, brotes de sangre en primer plano, criaturas mutantes y pánico total.