El Periódico

Arte con orientación

El Circuit Festival  programa cuatro muestras dirigidas al público homosexual

NATÀLIA FARRÉ / Barcelona

Jueves, 7 de agosto del 2014

  • Una de las fotografías de Miguel Leal que se exponen en la galería Escalera de Incendios.

  • ''Chicas', una de las pinturas del artista Sanz i Villa que pueden verse en Artevistas.

Estética urbana y alternativa, un punto underground y otro punto subversiva, además de con un cierto aderezo narcisista. Es decir, una estética que bien puede casar con el imaginario del público homosexual. Así lucen las exposiciones programadas dentro del cartel cultural del Circuit Festival (del 6 al 17 de agosto), el evento gay y lésbico más importante de Europa que anualmente se celebra en Barcelona, ya va por la séptima edición, y que el año pasado reunió a 71.000 visitantes. La oferta del festival siempre ha incluido una parte artística pero este año crece: a sus dos exposiciones fijas suma otras dos, y a su oferta de arte para el público gay añade una propuesta para el público femenino. Fotografía, performance, pintura, ilustración y vídeo que se despliegan en cuatro galerías de arte alternativas que trabajan fuera del circuito tradicional y apuestan por creadores emergentes: Escalera de Incendios, Artevistas Gallery, Franco de Toledo Arts Projects y El bigote del señor Smith.

No se trata de arte realizado exclusivamente por homosexuales: "No es imprescindible que las exposiciones sean sobre artistas gais, pero sí se busca una iconografía o una relación, aunque sea sutil, con el mundo homosexual, sobre todo en lo que se refiere a la estética que se asocia a este mundo", afirma Teseo Cuadreny, responsable de la programación cultural del Circuit. Y ahí está 'Mad Face', la muestra de Miguel Leal que despliega, hasta el 27 de septiembre, Escalera de Incendios. Fotografías de rostros escondidos de cuerpos desnudos que son una "metáfora de la contradicción del ser humano. Hay un contraste entre la belleza de la imagen y la oscuridad que borra el rostro", apunta el creador. Hoy será la inauguración, con performance incluida, y el próximo miércoles, Leal hará una intervención artística en directo y todos aquellos que quieran, con cita previa, serán fotografiados y podrán llevarse su Mad Face a casa. Aquí el punto narcisista de las muestras.

Y el punto que, en cierta manera, estereotipa al público gay es el de público comprador. Sea cierto o no el cliché, la verdad es que durante el festival aumentan las ventas: "Hay más publicidad, hay más gente y hay más ventas", reconoce Chimera Caltabiano, de Artevistas. Y desde la organización de Circuit recuerdan que los participantes "son profesionales liberales con un cierto poder adquisitivo y con sensibilidad por el arte" que suelen comprar pequeño formato porque es más fácil de transportar, el 80% son extranjeros. De manera que 'My sweet home', la muestra del artista Sanz i Vila que exhibe Artevistas, hasta el 31 de agosto, apuesta por la pintura sobre papel de tamaño reducido a excepción de dos grandes telas. La treintena de obras, de reciente creación, hablan de "todas las situaciones amorosas y familiares posibles" y se caracterizan por su estilo: siempre tintas planas con una paleta cromática muy marcada y contornos negros. No es la primera vez que esta galería ubicada en el Passatge del Crèdit participa en el Circuit Festival, lleva ya varias ediciones en el cartel igual que la tercera sala del programa: Franco de Toledo Arts Projects.

'Top models' de los 90

La galería del barrio Gòtic propone, solo durante los días del festival, 'Top 10', una exposición colectiva de pintura y vídeo con retratos de las top models de la década de los 90. Incluye imágenes de Naomi Campbell, Claudia Schiffer y Kate Moss, entre otras, que establecen "un diálogo entre la belleza y el vacío", apuntan desde la sala.

La última de las muestras tiene a la mujer como epicentro, tanto por el público al que se dirige como por las artistas que exponen, ya que en 'The art of being a woman', en el espacio El bigote del señor Smith, la firma de todas las obras es de mujer.

El secretario técnico del FC Barcelona ya intentó ficharlo la temporada pasada sin éxito