El Periódico

EFEMÉRIDE ARTÍSTICA

Sitges, epicentro del Any Casas

El Palau Maricel acogerá la gran exposición sobre el modernista de un programa que cuenta con otras seis muestras

Sitges, epicentro del Any Casas

'El Liceu', uno de los cuadros de Ramon Casas que cuelgan de las paredes del Cercle del Liceu.

NATÀLIA FARRÉ / BARCELONA

Lunes, 7 de marzo del 2016 - 15:34 CET

'La Sargantain', uno de los retratos más celebrados que Casas realizó de su Júlia Peraire.

Que Sitges fue uno de los epicentros del modernismo no es ninguna sorpresa. Ahí está el Cau Ferrat, el concepto de templo total del arte que fraguó Santiago Rusiñol, y las fiestas modernistas que este, con la complicidad de Miguel Utrillo y Ramon Casas, celebró en el municipio entre 1892 y 1899 con la participación de los escritores, músicos, críticos y artistas más importantes de la época. Así que llegado el momento de celebrar el 150º aniversario del nacimiento de uno de los pintores más significativos del movimiento, el propio Casas, no es de extrañar que Sitges acoja algunos de los actos más importantes de la efeméride, como es la gran exposición que el Palau Maricel desplegará, entre el 10 de noviembre y el 18 de febrero, sobre el pintor, cartelista y dibujante bajo el título ‘Ramon Casas, la modernitat anhelada’; como tampoco resulta sorprendente que la comisaria del Any Casas sea Vinyet Panyella, directora-gerente de los Museus de Sitges.

Las actividades se repartirán por todo el territorio con la intención de descentralizar el homenaje 

El aniversario es una iniciativa del Departament de Cultura y ha sido presentado este lunes por el 'conseller' Santi Vila en otro de los templos del modernismo: Els 4 Gats. Bajo la copia de 'Ramon Casas y Pere Romeu en un tándem' (el original que durante años decoró el bar ahora está en el MNAC), Vila y Panyella han ido desgranando todos los actos programados. Lo dicho, el epicentro será la exposición de Sitges pero el programa se extenderá por todo el territorio: el Museu Pau Casals del Vendrell y el Museu de la Vida Rural de L’Espluga de Francolí acogerán también sendas muestras. La primera sacará de las reservas todas las piezas de Casas que el músico coleccionó. Y la segunda rememorará el viaje que en 1889 hicieron en carro por Catalunya Casas y Rusiñol.

El Museu del Modernisme inaugurará este jueves los actos en cartel con una retrospectiva sobre el pintor

La premisas son, según Vila, "Concretar la presencia de Casas en todo el territorio" y la descentralización: "La exposición más relevante se ha querido deliberadamente, políticamente e institucionalmente que nos se hiciera en el MNAC, sino e Sitges". Una política, la de descentralizar, que también forma parte de la línea de trabajo del director del MNAC, Pepe Serra, que apuesta por repartir la colección y crear sinergias con los principales centros de arte del territorio. De manera que la pinacoteca de Montjuïc prestará piezas y a uno de sus conservadores, Francesc Quílez, que será comisario de ‘Ramon Casas, la modernitat anhelada’ junto con Ignasi Domènech, de los Museus de Sitges, pero no pondrá su espacio. La muestra girará, ha afirmado Panyella, alrededor de "Casas como el artista que está siempre buscando la modernidad, lo hace cuando empieza a pintar y lo hace cuando ejerce como maestro".

SOMBRAS CHINAS EN EL MNAC

Pero las salas del MNAC sí acogerán una exposición complementaria. La dedicada a un grupo de nueve sombras chinas dibujadas por Casas y recortadas y construidas por Josep Meifrèn, hermano del pintor Eliseu Meifrèn y miembro del círculo de amigos de Els Quatre Gats. Y entre cuyos perfiles pueden distinguirse las figuras de personalidades como Àngel Guimerà, Maurici Vilomara, Pompeu Gener, Pere Romeu y el propio Ramon Casas. Son piezas inéditas recientemente donadas al Palau Nacional que documentan el contacto del homenajeado con las prácticas artísticas populares. Prácticas que, siguiendo el modelo de los cafés y teatros parisinos, tuvieron gran difusión en el entorno bohemio barcelonés de la época. Las nueve piezas se desplegarán dentro de la colección permanente del museo en verano. Esta es la cuarta de las siete exposiciones programadas durante el Any Casas.

Las otras tres, pese a la intención de descentralizar, se desplegarán también en Barcelona: en el Cercle del Liceu, en la Fundació Rocamora y en el Museu del Modernisme. Esta última una retrospectiva realizada con fondos del museo y de coleccionistas privados y que tiene entre sus piezas más llamativas un coche, que se podrá admirar a partir del jueves, como el que conducían Pere Romeu y Ramon Casas en el célebre lienzo 'Ramon Casas y Pere Romeu en un automóvil'. En la Fundación Rocamora se verá al Casas más familiar, no en vano los Rocamora son parientes y descendientes del pintor. Por último, en primavera, el Cercle del Liceu abrirá sus puertas al público. La institución alberga una gran colección de obras del modernista en sus salas accesibles solo para los socios.

JÚLIA PERAIRE EN EL CERCLE DEL LICEU

La muestra será una oportunidad única para ver estas piezas más las que se expondrán con la que fue modelo, amante y luego esposa de Casas, Júlia Peraire, como protagonista. El pintor conoció a su musa, una vendedora de lotería de la plaza de Catalunya, cuando ella contaba con 18 años y él 40. La relación nunca fue bien vista ni por la familia del pintor ni por la burguesía (Casas era de buena familia, como lo era su amigo Rusiñol), pero acabó en boda católica, no sin antes haber retratado a Júlia de todas las maneras posibles. El retrato más celebrado, 'La Sargantain', es propiedad del Cercle y será uno de los atractivos de la muestra, comisariada por Isabel Coll y José García Reyes, que también acogerá 'casas' de colecciones privadas hasta ahora inéditos.

Pero no todo acaba en las exposiciones. El programa prevé otras actividades, como la edición facsímil de las crónicas escritas en París por Rusiñol e ilustradas por Casas, entre 1890 y 1892, con el título 'Desde El Molino'; y el libro 'Les set vides de Pere Romeu', de Josep Bargalló. Además de diversas rutas dedicadas al pintor esparcidas por todo el territorio: Barcelona, Sitges, Món Sant Benet, Torredembarra, Badalona y Montserrat. Sin olvidar la propuesta de la Institució de les Lletres Catalanes de invitar a 10 escritores a interpretar 10 piezas de Casas custodiadas por diferentes museos de Cataluyna.

Está por decidir el acto central de la apertura del Any Casas. Lo único que ha trascendido es que será en verano y en el Món Sant Benet, la antigua abadía benedictina en Sant Fruitós de Bages que fue casa de veraneo de Casas y que gestiona la Fundació Catalunya La Pedrera. Un ejemplo más de descentralización de un programa que tiene como objetivo: "Dar una visión actualizada de Ramon Casas", según Panyella, y "llevar el modernismo más allá de la arquitectura que es con lo que se suele asociar siempre", según Vila. Para ello el departamento de Cultura y de Presidència aportarán 200.000 euros.

TEMAS

Marco Verratti ha enviado un mensaje claro al Barcelona, después de haber reafirmado su deseo de dejar el PSG