El Periódico

LETRAS / ÓBITO

Argentina pierde a la escritora y cantante Maria Elena Walsh

Fue autora de 'Manuelita, la tortuga' y 'El brujito de Gulubú'

ABEL GILBERT
BUENOS AIRES

Martes, 11 de enero del 2011

Maria Elena Walsh.

Para varias generaciones de argentinos, latinoamericanos y también españoles, fue una voz que los acompañó durante la infancia y más allá. Maria Elena Walsh, la prolífica escritora, poetisa, compositora y cantante, autora de Manuelita, la tortuga y El brujito de Gulubú, falleció ayer en Buenos Aires a los 80 años.

Walsh, uno de los grandes referentes de la cultura de este país a partir de los años 60, padecía un cáncer óseo desde 1981. La vida de Maria Elena fue sumamente prolífica. Sus libros y canciones se convirtieron en clásicos. Los discos vencieron el paso del tiempo. Canciones para mirar, El país de no me acuerdo, Juguemos en el mundo, El sol no tiene bolsillos y Como la cigarra, quedan en el presente como documentos de un tiempo en el que se mezclaba la esperanza con el temor incipiente a lo siniestro.

Pronto vendrían los años de plomo, de la dictadura militar. En medio del silencio general, de la represión y la censura, la escritora fue una de las primeras intelectuales en dar la cara con un artículo tan metafórico como implacable: En el país del jardín de infantes.

DEMÓCRATA / Walsh fue una activa participante política con el retorno de la democracia. Estuvo fuertemente comprometida con el Gobierno de Raúl Alfonsín. En el 2008 publicó Fantasmas en el parque, una novela en clave autobiográfica. Pero, por encima de todo, quedarán las canciones. «Creo que la gente sigue haciéndolas escuchar a los chicos porque las consideran como una suerte de tesoro familiar», afirmaría. En 1997, los principales artistas argentinos se reunieron para grabarlas de nuevo. Joan Manuel Serrat no se quiso quedar fuera y sumo su voz.

No le asusta tener que ganarse la titularidad, pero tampoco quiere aburrirse en el banquillo