La mejor selecci?n de pisos y casas - Venta de pisos y casas

Música directa

CICLO MUSICAL 'ELS DIMARTS EM SENTIRÀS'

El pop reflexivo de La Sentina

La banda barcelonesa presenta este martes el disco 'Falconades' en la Sala Beckett

Joan Pons (El Petit de Cal Eril) firma la producción del compacto, grabado en su teatro de Guissona

La Sentina interpreta en acústico para EL PERIÓDICO el tema 'Falconades'.

MÒNICA TUDELA / RICARD FADRIQUE Foto: F. CASALS

La Sentina interpreta en acústico para EL PERIÓDICO el tema 'Falconades'.

NÚRIA MARTORELL
BARCELONA

Domingo, 20 de enero del 2013

La jovencísima discográfica The Indian Runners ha vuelto a demostrar su buen olfato fichando a La Sentina, un grupo de Barcelona que con su primer disco, 'Falconades', ha conseguido la atención de la crítica. El próximo martes, invitado por el ciclo' Els dimarts em sentiràs', el grupo actuará en la Sala Beckett. El conjunto está feliz porque siente que lo hará en su hábitat natural: este álbum lo grabó en otro teatro, el Teatre de Ca l'Eril, la renacida sala de Guissona gestionada por Joan Pons (El Petit de Cal Eril).

De hecho, Pons firma también la producción de este compacto de pop reflexivo pero juguetón, bautizado como la que es quizás su mejor pieza (y la que el conjunto elige para cantar en acústico en EL PERIÓDICO). «En este tema queremos transmitir la idea de que cualquier cosa que te propongas es posible. Todo es cuestión de ponerte a ello. Y lo hacemos de la manera más mesiánica que podemos: con una canción», dice el cantante y líder del conjunto, Albert Girons.

El nuevo fichaje de la banda, Oriol de Balanzó, explica que 'Falconades' fue el primer disco que se grabó en el Teatre de Ca l'Eril:. «No tenía las condiciones acústicas óptimas, no había todavía ni telón, pero por eso quisimos hacerlo allí. Ha quedado como una experiencia única».

En realidad, La Sentina ya se lanzó anteriormente al mercado hace tres años con un epé autoeditado. «Grabamos Somatismes en un estudio que estaba muy bien, con una superadecuación acústica, pero cuando tienes limitaciones económicas no puedes estar encima y con un tiempo limitado para pulir el trabajo, así que ahora no dudamos en recurrir a Joan, por su espacio tan singular y por su paladar auditivo», añade Girons.

Tanto Girons como De Balanzó tienen 33 años. Este último adquirió pronto «funciones de multiinstrumentista, bajo, guitarra¿ a pesar de tener experiencia previa como teclista. En realidad -dice el cantante-, todos tocamos un poco de todo, y necesitábamos acomodarnos y sentirnos bien para saber qué rumbo queríamos tomar».

El vocalista asegura que hubo «mucho de ensayo y error». Explica que en el álbum hay canciones que tienen varios años. «De cuando empecé a tocar con Santi Bonastre, el batería. Los dos somos los que llevamos más tiempo. Hay piezas que están muy bregadas en los directos y que han tenido muchos meneos estilísticos».

La música de La Sentina destila sobre todo honestidad. Y se percibe cierta búsqueda de atemporalidad. «Quizás por la forma en que está producido el álbum, con tan poco artificio y tecnología digital. Hay mucho sonido analógico y eso hace que suene natural; transparente», valora el cantante. De Balanzó se fogueó en varios grupos del Maresme (nació en Mataró) como Los Zurdos y Sonora, y había producido a La Banda Municipal del Polo Nord, antes de formar parte de la escudería de La Sentina. Y Girons explica que tras «los típicos grupos del instituto», conoció a Bonastre justo cuando estaba acabando la carrera de Veterinaria. «Luego me fui a vivir a Escocia y allí tuve mi primer grupo de verdad, Ben & the Immigrants», con el que se reúne cada año y sigue haciendo algún bolo. Además tiene otro proyecto en marcha: Albert amb l'aigua al coll.

Publicidad