El Periódico

¡He dicho que no!

¡He dicho que no!

ALBERT BERTRAN

Acoso en el trabajo

ELENA CRESPI

Jueves, 11 de febrero del 2016 - 13:21 CET

Son muchas las personas que sufren alguna situación de acoso sexual, sobretodo mujeres. Indirectas, tocamientos, frases explícitas, comentarios... cómo reaccionamos ante esta situación?

Este fin de semana ha sido carnaval. En Torelló, lo vivimos intensamente. Es un fin de semana de diversión, música y mucha fiesta. Pero no todo es diversión.Una persona de mi alrededor me contó que fue testimonio de una situación confusa y no supo cómo reaccionar. Un chico, en medio de la calle, estaba intentando besar a una chica. Ella le decía que no quería pero él insistía y la besaba a pesar de la resistencia de la chica. Había bastante gente por la calle pero nadie hizo nada. Ni los amigos del chico y la chica, ni la gente que paseaba por allí, ni la persona que me contó la situación.

Desgraciadamente, son situaciones que se dan de manera habitual y quien las sufre o quien las ve no sabe cómo reaccionar. Por eso me planteé hacer un mini experimento a través de mi facebook. Pregunté si alguien quería compartir conmigo alguna situación de este tipo de acoso sexual que hubiera vivido. Tengo que aclarar que no hay ningún hombre que me haya escrito, eso no significa que no les sucedan algunas de estas cosas peroes claramente sintomático de que les sucede más a las mujeres. Expondré algunas de las situaciones que me han contado en privado. No rebelaré datos personales.

-Que el jefe proponga rollo a una empleada. Ella no acepta la propuesta. Y a partir de entonces, recibe un castigo laboral por haber dicho no: montones y montones de trabajo imposible de terminar a tiempo sobre su mesa. Presentar una queja y que se reciban amenazas de despido.

-Cena de empresa. Los cargos directivos son ocupados por hombres. Los de administración por mujeres. Los jefes proponen iniciar juegos para beber. Si alguna mujer se niega, se la amenaza con despedirla.

-Directivo que pone su mano sobre la pierna de una trabajadora. La trabajadora se la quita y le pide que no haga algo así. A partir de entonces recibe comentarios verbales donde se le dice que es una reprimida y una monja.

-Un hombre un poco bebido en el tren le explica a una chica que va habitualmente con prostitutas y le cuenta las cosas que hace con ellas.

-Jefe que en un viaje de negocios exige a una empleada compartir habitación el en hotel. Cuando ella dice que no, él comenta que era en tono de broma o que no iba en serio. Aún así, a media noche (ya en el viaje) él se presenta en la puerta de la habitación de la trabajadora con claras intenciones de tener relaciones sexuales con ella.

-Comentarios en broma sobre que una mujer tiene que "pagar en especias" (tanto en entornos laborales como en entornos no profesionales)

-Hora punta del metro en Barcelona a primera hora de la mañana. El vagón lleno de gente que se tocan los unos a los otros porque no hay espacio. Una mujer que nota como el hombre que tiene delante se apoya excesivamente en ella y nota que le ha bajado la cremallera del pantalón con la intención de meterle mano.

-Un grupo de chicos y una chica. Van juntos en un coche. Es de noche y van de fiesta. El chico que está sentado al lado de la chica empieza a meterle mano en el culo. La chica dice que basta, que no quiere que él haga eso. Él hace caso omiso y repite la misma acción. Ella lo comenta a los chicos que están con ella y comentan que él tiene tendencia a hacer esas cosas.

-En un restaurante: cuando el camarero recoge el plato de una chica, él le pregunta si no le ha gustado lo que ha comido porque no se ha terminado el plato. Ella le dice que ya no puede más aunque estaba rico. Él le guiña el ojo y le comenta que ya debe estar en la operación bikini... Le dirían lo mismo a un hombre, se pregunta ella...

-Y bastantes situaciones en donde un chico intenta besar a una chica y, a pesar de que ella le dice que no quiere, él sigue insistiendo e intentándolo.

Quizás la cabeza de alguien que esté leyendo esto pensará que no hay para tanto, que son situaciones que se dan...Quizás alguien piense que algo habría hecho la mujer para que se le insinúen o para que le propongan algo sexual o para que la toquen... Si en algún momento has pensado que son situaciones normales y que no hay que alarmarse, te hago una pregunta: te gustaría que tu hija (o hijo) viviera una situación similar?

Estas situaciones son micromachismos y situaciones de acoso sexual que se dan en nuestro entorno día a día y debemos detectar si hemos sido víctimas de algo parecido, si en algún momento hemos sido el acosador de manera muy evidente o de manera sutil a través de comentarios que ni siquiera pensamos que pueden ofender...

Si no nos gustaría que se lo hicieran a una hija, tampoco deberíamos permitir que se lo hicieran a una mujer aunque no la conozcamos.

www.elenacrespi.com - @tarongesenceres


Bravo ha preferido jugar en el City antes que renovar por el Barça

A pesar de que varios medios informaron que Hart se fue del entrenamiento del City tras hablar con Guardiola, la realidad fue otra