• Sábado 30 agosto 2014, 06:11 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión

TEST

Ford B-Max, un espacio particular

Innovación en el interior y un motor ideal para tiempos de crisis

Domingo, 13 de enero del 2013 Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
XAVIER PÉREZ

Ford ha abierto la caja de Pandora con la llegada delB-Max. Por un lado, ha creado un modelo especial, diferente y atractivo, pero por otra ha concebido un coche en el que la condición que lo hace diferente también entraña algún elemento negativo. Estéticamente, el B-Max representa una nueva era del espacio interior, aunque por fuera, pese a ser atractivo, parece ser el último diseño de la anterior línea estética de la marca del óvalo.

QUE CORRA EL AIRE. El Ford B-Max no tiene pilar central, lo que permite abrir las puertas y tener un enorme espacio para entrar y salir del vehículo sin tener que hacer ningún esfuerzo. XAVIER PÉREZ

Mover la secuencia hacia la izquierda Mover la secuencia hacia la derecha
QUE CORRA EL AIRE. El Ford B-Max no tiene pilar central, lo que permite abrir las puertas y tener un enorme espacio para entrar y salir del vehículo sin tener que hacer ningún esfuerzo.
QUE CORRA EL AIRE. El Ford B-Max no tiene pilar central, lo que permite abrir las puertas y tener un enorme espacio para entrar y salir del vehículo sin tener que hacer ningún esfuerzo.
QUE CORRA EL AIRE. El Ford B-Max no tiene pilar central, lo que permite abrir las puertas y tener un enorme espacio para entrar y salir del vehículo sin tener que hacer ningún esfuerzo.
QUE CORRA EL AIRE. El Ford B-Max no tiene pilar central, lo que permite abrir las puertas y tener un enorme espacio para entrar y salir del vehículo sin tener que hacer ningún esfuerzo.
QUE CORRA EL AIRE. El Ford B-Max no tiene pilar central, lo que permite abrir las puertas y tener un enorme espacio para entrar y salir del vehículo sin tener que hacer ningún esfuerzo.
QUE CORRA EL AIRE. El Ford B-Max no tiene pilar central, lo que permite abrir las puertas y tener un enorme espacio para entrar y salir del vehículo sin tener que hacer ningún esfuerzo.
QUE CORRA EL AIRE. El Ford B-Max no tiene pilar central, lo que permite abrir las puertas y tener un enorme espacio para entrar y salir del vehículo sin tener que hacer ningún esfuerzo.
QUE CORRA EL AIRE. El Ford B-Max no tiene pilar central, lo que permite abrir las puertas y tener un enorme espacio para entrar y salir del vehículo sin tener que hacer ningún esfuerzo.

Las dimensiones del B-Max parecen pequeñas, pero por dentro la sensación es de mucho espacio. Mide 4,06 metros de largo y emplea la misma plataforma delFord Fiesta. Es el quinto monovolumen de la marca en el mercado europeo (C-Max, Grand C-Max, S-Max y Galaxy)

ÁBRETE SÉSAMO

El sistema de apertura de las puertas es mágico y uno de sus principales reclamos, ya que estamos ante uno de los pocos vehículos de los últimos 20 años sin pilar central (el que está entre las puertas delanteras y las traseras). Tan solo el Mazda RX8 tenía una solución similar, y era un deportivo. Pienso que se trata de una buena idea, aunque eso no quita que tenga algunos inconvenientes que, por otra parte, no todo el mundo considera que existan. Son puertas correderas (como en muchos monovolúmenes) pero no pueden ser automáticas ya que eso incrementaría mucho el precio y la marca no contempla su colocación.

Entrar y salir del B-Max abriendo las dos puertas (delantera y trasera) es muy cómodo tanto para los pasajeros de atrás como para el conductor y el acompañante. Sin el pilar se consigue maniobrar con mucha comodidad, especialmente a la hora de colocar sillas infantiles y a sus ocupantes. Sin embargo, como inconveniente encuentro que el peso de la puerta es realmente excesivo. Para un niño (8-10 años) es muy difícil abrirla, lo mismo que para una persona mayor. Y si el coche está aparcado en bajada la complicación también afecta al resto de usuarios. Una vez dentro, cerrar la puerta trasera también es complicado, ya que hay que realizar una gesto un poco forzado (la palanca queda muy retrasada y si estamos aparcados en subida el problema se acentúa). Además, en la parte inferior hay un cable (que lleva la corriente al elevalunas trasero) que puede provocar que se enganche una mochila con ruedas o algún otro elemento.

El resto de elementos del interior son muy prácticos. Los asientos son cómodos y el puesto de conducción, agradable. La consola central es muy grande y alberga todo un verdadero puesto de mando. Tal vez se echa de menos una pantalla algo más grande (teniendo en cuenta la tendencia actual de pantallas tipo tableta electrónica). Dispone de cámara de visión trasera (en un pack que cuesta 450 euros) y del sistema Sync que permite al vehículo interactuar con el teléfono móvil para no tener que pulsar botones ni apartar la mirada de la carretera. La versión probada llevaba el acabado Titanium.

MOTOR DE CINE

Al sentido práctico del B-Max en su apartado estético hay que sumar la excelente elección que supone colocar un motor 1.0 EcoBoost de tres cilindros. El propulsor desarrollado por Ford es uno de los mejores dentro de ese segmento y en la unidad probada exprimimos al máximo el 1.0 de 120 CV (hay otro que da 100 CV). A mi modo de ver estamos ante una verdadera revolución del automóvil. Todo el mundo lo sabe, y la prueba de ello es que ya son muchas las marcas que están apostando por este tipo de motores de tres cilindros y un litro.

El dinamismo del B-Max es excepcional pese a tratarse de un vehículo relativamente pequeño. El motor EcoBoost empuja muy bien desde abajo y el par es constante entre 1.400 y 4.000 revoluciones por minuto, lo que nos asegura toda la fuerza pese a ser un tricilíndrico. Además, para rizar el rizo en consumos y emisiones el propulsor dispone de sistema stop&start que detiene el motor en retenciones prolongadas y en semáforos. Un consumo de menos de cinco litros en un coche que pesa 1.279 kilos es para tener en cuenta.

En carreteras con curvas el funcionamiento es muy bueno y, lejos de quedarse en las subidas, el motor responde con rotundidad en todo momento. Creo que es una elección a tener en cuenta si buscamos un coche con espacio, diferente a los demás y con muchas posibilidades. El precio es muy interesante (18.350 euros) para considerar su compra en una familia incluso con tres hijos.

Noticias relacionadas

 
Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

Lo +

Lo más
Mostrar grupo Lo más visto
Ocultar grupo Lo más comentado
Mostrar grupo Lo más valorado
Mostrar grupo Lo más enviado

También en elPeriódico.com