• Martes 2 septiembre 2014, 23:14 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión

TEST | HONDA CR-V 2.2 I-DTEC

Decisión acertada

El todocamino japonés vuelve a despertar con muchas mejoras

Jueves, 6 de diciembre del 2012 - 20:20h. Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
XAVIER PÉREZ

Evolución, evolución y evolución. Honda se ha puesto las pilas, y no hablo en el sentido figurado de su apuesta por los híbridos y los eléctricos (que también), lo digo porque la marca parece haberse dado cuenta que su gama necesitaba una importante dosis de imaginación racional. Primero fue el Civic, más claro, más funcional y menos extremo, y ahora le toca el turno al CR-V. Hace dos generaciones fue, con mucho, la mejor idea de Honda y los ingenieros han recuperado esa filosofía de éxito con la cuarta generación que acaba de introducirse en el mercado español.

MAYOR EMPAQUE. El Honda CR-V nos ha sorprendido por su nueva estética más deportiva y las prestaciones dinámicas y motrices del propulsor diésel de 150 CV. Silencioso y poco glotón. XAVIER PÉREZ

El nuevo CR-V representa una notable evolución respecto de la anterior edición de este todocamino urbano (fue de los primeros en aterrizar en Europa) y supone, a mi modo de ver, un gran paso adelante de la marca. Y no solo por diseño, sino también por prestaciones y apuesta tecnológica. El CR-V ofrece un diseño vanguardista pero actual a la vez, con una calandra de líneas horizontales muy espectacular. Los grupos ópticos delanteros se han mejorado mucho respecto al modelo anterior y dan una mayor fluidez al diseño. Tanto el paragolpes delantero como los pasos de rueda y el ligero abombamiento del capó mejoran la profundidad estética y le dan un aire bastante más deportivo si cabe.
En la parte posterior el modelo presenta un portón del maletero más atractivo, con una zaga más marcada sin perder la seña de identidad que le dan los grupos ópticos verticales. Aquí la marca ha hecho un esfuerzo para hacerlo más deportivo. En cuanto a las medidas exteriores globales, nos encontramos con que el CR-V es algo más corto que el anterior (aunque dispone de la misma distancia entre ejes), concretamente cinco centímetros. También es más bajo, aunque por dentro es mucho más amplio.

MEJORA INTERIOR

Por dentro el cambio es aún más radical. Se ha conseguido una buena solución para el plegado de los asientos posteriores (distinta a la de la anterior generación, que no mejor), lo que nos permite incrementar la superficie de carga del maletero de los 589 litros (65 litros más que el anterior) a los 1.669 litros. Los respaldos de los asientos se abaten con un mecanismo de palanca muy fácil de usar. También ha mejorado el acceso a la zona de carga, ya que se ha rebajado su altura al suelo en tres centímetros
El puesto de conducción también ha experimentado importantes cambios. Es más cómodo, con unos asientos que recogen muy bien la zona lumbar y con la posibilidad de graduar la profundidad del volante un poco más que en el CR-V anterior. El acceso a las plazas traseras también ha mejorado y es más amplio, gracias también a que la altura para los pasajeros de atrás se ha incrementado.
La consola central es totalmente nueva, formando un único elemento que, por otro lado, suprime la posibilidad de pasar de un lado al otro de las plazas delanteras (algo que era posible en la anterior generación). Esta consola central persigue la integración completa del conductor con el propio vehículo, ofreciendo un cómodo acceso a todos los elementos de control.

MÁS EQUIPADO

Además de estéticamente, el nuevo CR-V ha mejorado en cuanto a equipamiento. Destaca el ECO Assist, un sistema que ayuda al conductor a realizar una conducción más eficiente. Se activa con un botón colocado en el salpicadero, a la izquierda del volante, se iluminan de color verde dos arcos en el cuadro de instrumentos. También dispone de un sistema de alerta para evitar el cambio involuntario de carril Lane Keeping Assist System. Otro elemento que gusta, aunque viene de la anterior generación es el Collision Mitigation Braking System, que funciona a velocidades superiores a 15 km/h, aunque no se detiene el vehículo por completo como sucede con otros sistemas anticolisión (Volvo, Fiat o Mercedes, por ejemplo).
Dejan algo que desear los plásticos empleados en el recubrimiento de algunas zonas como los huecos para depositar objetos. Parecen de un material más barato y no están acolchados (lo que para llaves, por ejemplo, es un engorro por el ruido que hacen al moverse el coche).

MOTOR EXCELENTE

Mecánicamente la unidad probada disponía del propulsor diésel de 2.2 litros y 150 CV de potencia. Es un motor muy silencioso que nos ha sorprendido por su bajo consumo (unos 5,5 litros de media durante la prueba) en relación con las prestaciones que ofrece. Es suave y con muy buenos bajos, hasta el punto que a veces parece que estemos llevando un coche de gasolina. El funcionamiento del motor es muy bueno, no en vano Honda es el mayor fabricante de motores del mundo.
Nos ha gustado mucho el dinamismo en carretera, incluso en la prueba realizada en circuito cerrado. Dispone de tracción total permanente y la suspensión es ideal si nos queremos adentrar en caminos de tierra. Los frenos han mejorado y son más eficientes. El precio, en la línea del segmento, muy bueno. El modelo probado: 35.100 ¤.  

Vea la ficha técnica del Honda CR-V.

Noticias relacionadas

 
Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

Lo +

Lo más
Mostrar grupo Lo más visto
Ocultar grupo Lo más comentado
Mostrar grupo Lo más valorado
Mostrar grupo Lo más enviado

También en elPeriódico.com