• Martes 21 octubre 2014, 07:16 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión

Citroën C4 Aircross HDi

Una buena opción

Ofrece diseño, espacio, una buena factura y un motor potente

Domingo, 21 de octubre del 2012 Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
Mª ÁNGELES PUJOL

Resulta casi inexplicable cómo en un mercado que cada mes muestra signos de mayor debilidad, el único segmento que dentro de esta tónica ofrece unas cifras positivas sea el de los todocamino compactos. En buena parte es porque los últimos modelos que están apareciendo ofrecen espacio, capacidad de maletero, una atractiva estética que los diferencia del resto, lo que siempre gusta, y una conducción más propia de un turismo, otro punto muy importante.

Mucha personalidad. Si hay algo que destaca por encima de todo en el C4 Aircross es sin lugar a dudas la imagen, robusta y potente pero también claramente identificativa. XAVIER PÉREZ

Mucha personalidad. Si hay algo que destaca por encima de todo en el C4 Aircross es sin lugar a dudas la imagen, robusta y potente pero también claramente identificativa. XAVIER PÉREZ

Edición Impresa

Edición Impresa

Versión en .PDF

Información publicada en la página 108 de la sección de (vacia) de la edición impresa del día 21 de octubre de 2012 VER ARCHIVO (.PDF)

Resulta evidente que los gustos del usuario han evolucionado hacia este tipo de vehículo y por ello no es de extrañar que la mayoría de fabricantes se hayan apresurado a tener su representante. Algunos han tardado un poco más. como es el caso de Citroën con su C4 Aircross, pero en definitiva, ya está en el mercado. Y lo hace con muy buenos mimbres. Por un lado, una base sólida y reputada como es la plataforma del Mitsubishi ASX con su revolucionario motor turbodiésel y por otra la intervención de los especialistas franceses para darle no solo el toque estético, transformando por completo la imagen, sino también la dinámica, otro de los puntos fuertes del modelo.

ATRACTIVO Y AMPLIO Lo primero que llama la atención es la imagen del C4 Aircross. Salvo techo, puertas y parabrisas, el diseño de toda la carrocería es obra de los técnicos franceses, que han conseguido un vehículo atractivo. El acceso al interior es muy cómodo, tanto por la apertura generosa de las puertas como por la altura de los asientos que no obliga a ninguna contorsión para entrar o salir.

Las plazas traseras son amplias, lo suficiente para dar cabida a tres adultos, aunque el del centro irá menos cómodo por la propia configuración de la plaza central y su respaldo, que puede abatirse, aunque el suelo es bastante plano. Hay espacio longitudinal para las piernas y también una buena altura para ocupantes de elevada estatura.

Delante, los asientos son amplios y recogen bien el cuerpo. La visibilidad es buena salvo en el tres cuartos delantero por culpa de la anchura e inclinación del montante frontal. Por lo demás, la posición de conducción es buena. La presentación del salpicadero es correcta. Los plásticos son de textura dura pero están bien rematados. Además de una guantera de buena capacidad, hay varios huecos de diferente configuración para guardar objetos.

Por lo que respecta al maletero, si bien las formas son uniformes, no ofrece una de las mejores capacidades del segmento, aunque eso sí, debajo del piso aloja una rueda de repuesto de emergencia, lo que es de agradecer.

POTENCIA EQUILIBRADA En esta ocasión se ha recurrido al mismo motor que Mitsubishi monta en su modelo. Se trata de un cuatro cilindros sobrealimentado, de inyección directa y control de alzada variable de válvulas. Es de producción nipona aunque lleva la denominación HDi y puede dar pie a pensar que pertenece al grupo PSA.

Es un motor que ofrece una excelente respuesta en bajo y medio régimen, con lo que de salida el vehículo se mueve con mucha soltura. Dispone de una muy buena capacidad de recuperación y en cuanto a aceleraciones, teniendo en cuenta la tonelada y media de peso y la masa a mover, su respuesta es muy aceptable. Si hay que ponerle un pero es que le falta algo de refinamiento y su sonoridad se hace patente tanto en frío como en caliente sin necesidad de sobrepasar los límites legales de velocidad.

Por lo demás no presenta ninguna dificultad para mantener una buena velocidad de crucero. La transmisión, de un tacto suave y preciso, corre a cargo de una caja de cambios manual de seis velocidades.

En cuanto a consumos, este motor tiene una doble cara. En recorrido urbano se obtienen unas cifras que son netamente superiores a las homologadas mientras que en carretera, estas se aproximan mucho y arrojan unas cifras que, de nuevo considerando peso y volumen, pueden calificarse de ajustadas lo que le concede una elevada autonomía de marcha.

CONFORT Otro aspecto que la marca francesa ha cuidado en el Aircross son las suspensiones. Aunque conserva el mismo esquema que su hermano nipón, cambia el reglaje de muelles y amortiguadores. El resultado es que sin haber perdido ni un ápice de confort de marcha, algo que suele ser tradicional en Citroën, el tarado es algo más duro y con ello se reducen oscilaciones de carrocería al margen de que las suspensiones trabajan muy bien absorbiendo las irregularidades del terreno. Con ello y pese al volumen y peso, se puede abordar el paso por curva con un elevado margen de seguridad.

Por lo que respecta a la dirección, es suave y bastante directa, transmitiendo con fidelidad las órdenes del volante. En cuanto a los frenos, es otro de los apartados positivos del vehículo; trabajan muy bien y se muestran resistentes a la fatiga aunque se abuse del uso del pedal.

Vea la ficha técnica del Citroën Aircoss HDI

Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

Lo +

Lo más
Mostrar grupo Lo más visto
Ocultar grupo Lo más comentado
Mostrar grupo Lo más valorado
Mostrar grupo Lo más enviado