El Periódico Deportes

MUNDIAL DE MOTOCICLISMO

Argentina-2015, el día que Márquez dudó de Rossi

El tetracampeón catalán está convencido de que el `Doctor¿ provocó su caída cuando ambos peleaban por la victoria

Argentina-2015, el día que Márquez dudó de Rossi

MIRCO LAZZARI

Marc Márquez mira y sonríe ante las palabras de Valentino Rossi.

EMILIO PÉREZ DE ROZAS / BARCELONA

Miércoles, 30 de marzo del 2016 - 09:29 CEST

Termas de Río Hondo, Argentina. Ahí empezó todo. Gran Premio de Argentina de MotoGP, el mismo que se disputa este fin de semana. Marc Márquez (Honda) domina la carrera, Valentino Rossi (Yamaha) llega hasta a él tras una gran remontada. Y empieza el pulso que, luego, acabaría, meses después, con el 'Doctor' empujando, pateando, al bicampeón de Cervera (Lleida) en Sepang (Malasia).

UN EXTRAÑO LANCE DE CARRERA

Las últimas vueltas del GP de Argentina empezaron a marcar lo que sería la temporada. Márquez, que jamás se conforma con la segunda plaza, peleó a tope para defender el liderato en esa carrera. Le hizo un interior durísimo a Rossi, sus dos motos se tocaron, se empujaron, con el catalán en el arco de la curva y el italiano por fuera. Era una curva de derechas y, enseguida, venía una de izquierdas. Ahí fue donde, según la opinión de Márquez, Rossi cambió de trayectoria bruscamente, consiguiendo que su rueda trasera tocase el neumático delantero de la Honda RC213V de Márquez. Y el catalán se fue al suelo. Victoria de Rossi (25 puntos); caída de Márquez (0 puntos).

"Me tocó, me puso la moto encima y pensé 'vaya'. Y, luego, aceleró, me volvió a tocar y se cayó. Siento su caída", comentó Rossi, vencedor de aquella carrera. "'Vale' ha sido mi héroe, mi referente y en cada carrera se aprenden cosas de él. Ha sido un cuerpo a cuerpo en el que no he tenido suerte, aunque la verdad es que no me esperaba ese cambio de dirección tan brusco", se limitó a reconocer el catalán.

YA NADA VOLVERÍA A SER IGUAL

Todo el mundo consideró la caída, el percance, el 'portazo' de Rossi en esa curva y el ímpetu de Márquez por no ceder la victoria "un lance de carrera". Pero, pasados varios grandes premios, quedó demostrado que no fue, no, un lance de carrera. Hubo mucho más. Y fue el 'Doctor' quien se delató en su dura conferencia de prensa del jueves del Gran Premio de Malasia, tres días antes, de que tirase a Márquez de una patada.

En aquella conferencia de prensa, que todo el mundo consideró impropia de todo un campeón como Rossi, el veterano italiano reconoció, y se traicionó, que "lo de Márquez conmigo es personal; supongo que debe ser por lo de Argentina", comentó el italiano aquel jueves malayo, casi siete meses después del lance. "Nunca lo ha dicho, pero él piensa que yo hice aquella maniobra adrede para tirarle", señaló 'Vale'. Y, sí, en efecto, desde aquel domingo, Márquez contó a todo el que quiso oírle fuera del micrófono que, en efecto, estaba convencido de que Rossi cambió de trayectoria sin más, sabedor de que él estaba tan pegado a él que se caería.

CON LA CAMISETA DE MARADONA

Desde aquel domingo ya nada sería igual entre los dos campeonísimos de la categoría 'reina'. Mientras Rossi se subía al podio con la camiseta albiceleste de Diego Armando Maradona, provocando, como siempre, el delirio del público, Márquez sacaba fuego por la boca en el interior del box Repsol-Honda, cuyos componentes compartían la versión de su piloto en el sentido de que el 'Doctor' había jugado sucio para evitar la derrota, pese a que todo el mundo reconocía que el italiano había hecho una gran remontada hasta llegar a Márquez.

Suárez y Messi (2) fueron los goleadores de un Barcelona que perdonó muchas ocasones