El Periódico Sociedad

Unas 50.000 personas toman las calles de Amposta contra el plan del Ebro

La plataforma en defensa del río pide la 'intervención directa' de la Comisión Europea para derogar el programa aprobado por el Gobierno del PP

Una amplia representación de la Generalitat, encabezada por el vicepresidente Junqueras, ha presidido la marcha

  • Unas 50.000 personas toman las calles de Amposta contra el plan del Ebro

    JORDI COTRINA

    Manifestantes protestando contra el nuevo proyecto hidrológico del Delta del Ebre.

  • Unas 50.000 personas toman las calles de Amposta contra el plan del Ebro

    JOAN REVILLAS

    Miles de personas han marchado por las calles de Amposta.

SÍLVIA BERBÍS / AMPOSTA

Domingo, 7 de febrero del 2016 - 12:02 CET

Castellers, en la protesta de Amposta.

Las Terres de l’Ebre han solicitado este domingo en Amposta la "intervención directa" de la Comisión Europea para derogar el plan hidrológico de la cuenca del Ebro. Es el mensaje que la Plataforma en Defensa del Ebro (PDE), arropada por 50.000 personas en la manifestación más multitudinaria que ha acogido el sur de Catalunya contra la política hidrológica estatal, ha lanzado a la delegación de eurodiputados que este lunes llegará en visita oficial al delta para evaluar el cumplimiento de la normativa comunitaria sobre medio ambiente y gestión de aguas.

Las Terres de l'Ebre nunca habían acogido una convocatoria tan multitudinaria contra la política hidrológica

La entidad considera que el plan aprobado por el Gobierno del PP en funciones el 8 de enero infringe la legislación ambiental y es un "despropósito" que pone en jaque la pervivencia del delta del Ebro al garantizarle un caudal ambiental residual. La marea azul que ha inundado las calles de la capital del Montsià ha integrado a una nutrida comitiva de representantes institucionales, entre ellos del Govern de la Generalitat, al que los antitrasvase han solicitado “que se mantenga firme” en una lucha que se presenta "larga y complicada".

  • Los 'consellers' Josep Rull y Oriol Junqueras, en la cabecera de la protesta contra el plan hidrológico del Ebro el pasado 7 de febrero.

  • Aspecto de la marcha en contra del plan del Ebro.

El plan de cuenca, exponen, prevé demasiadas reservas para regadíos aguas arriba, hasta abastecer 465.000 hectáreas más que en la actualidad, 150.000 de ellas en Catalunya. No queda suficiente caudal ambiental para el tramo final, claman. El vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, se ha mostrado convencido de que esta planificación española no se desplegará en la práctica y ha defendido que “es posible preservar el río y regar”. El 'conseller' de Territori i Sostenibilitat, Josep Rull, también considera que "un caudal ambiental suficiente y los planteamientos de riegos que sean sostenibles son compatibles".

"Hemos de decir claramente al Estado, y que lo entienda bien la Unión Europea, que no aceptaremos de ninguna de las maneras este plan y lo combatiremos", ha asegurado el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, durante una visita a la Fira de la Candelera de Molins de Rei

MOVILIZACIÓN HISTÓRICA

"Esta manifestación es la tarjeta de presentación que mostraremos a los eurodiputados de la Comisión de Peticiones para hacerles ver que este plan, además de un problema para el ecosistema, es un problema social”, ha afirmado Manolo Tomàs, portavoz de la Plataforma en Defensa del Ebro, para concluir una movilización histórica. Una exhibición de fuerza ciudadana que ha hecho a muchos rememorar las grandes movilizaciones, en Zaragoza, Barcelona, Madrid o incluso Bruselas, en las que participaron a principios de la década pasada para detener el gran trasvase proyectado por el Ejecutivo de Aznar.

Ahora las formas se han suavizado, explican los antitrasvase, la estrategia es más sutil, fundamentada en futuras ventas de derechos concesionales de agua por parte de los regantes, pero ven el perjuicio del plan equiparable al que auguraba el gran trasvase derogado por Zapatero.

SOLIDARIDAD DEL RESTO DE CATALUNYA

Participantes llegados de lejos

"Nosotros subimos siempre, ahora bajad vosotros", ha sido el lema de un cartel difundido a través de la redes sociales que ha acabado haciendo mella. “Sabemos que algún día también nosotros tendremos que solicitar la solidaridad del resto de Catalunya", afirmaba Xavier Valentí, uno de los manifestantes, con una camiseta de 'Salvem lo delta’ y una pancarta de 'Salvem l’Empordà'. Carles Orriols viajó desde Vic: “La ecología es un elemento central en la lucha por tener un Estado propio”, señalaba. Para Clara Valls, de Sabadell, era su primera manifestación más allá de las independentistas: “He venido porque es injusto que quieran perjudicar al  Ebro”, ha argumentado.

La Plataforma en Defensa del Ebro ha remarcado el apoyo de ciudadanos llegados en decenas de autobuses desde otros puntos de Catalunya, y ha tenido palabras de especial agradecimiento hacia grupos de aragoneses que también se han sumado a la causa: “El Delta y el Pirineo están unidos, sus embalses son nuestra muerte”, ha exclamado la representante de la PDE Susana Abella, que ha añadido: "No estamos en contra de que la gente riegue, sino de que se especule con el agua". Considera que las reservas que el plan contempla para riegos son desorbitadas para garantizar sobrantes para futuros trasvases.

"Los principales implicados son las comunidades autónomas, entre ellas Catalunya, y es necesario hacer un replanteamiento de proyectos como el Segarra-Garrigues, el Xerta-Sénia o incluso el canal de Urgell, porque no tienen sentido” ha apuntado el catedrático de Ecologia de la Universitat de Barcelona Narcís Prat.

TRASVASES DISFRAZADOS DE SOLIDARIDAD

"Pedimos la implicación de todas las instituciones del Ebro y de Catalunya para derogar este plan que disfraza los trasvases de solidaridad”, ha reclamado la catedrática de Historia de la Comunicación de la UAB Amparo Moreno, al leer el manifiesto que ha cerrado la marcha. "Solicitamos la intervención de la Comisión Europea para que se elabore otro plan y alentamos al Govern de la Generalitat a mantenerse firme hasta el final en una defensa de un caudal ambiental sostenible para el delta", ha añadido.

Las jotas de Riu en So; Quico el Célio, el Noi i el Mut de Ferreries, y músicas de otros artistas de las Terres de l’Ebre como Josep Bordes y Joan Rovira, han cerrado la manifestación ante el emblemático Pont Penjant de Amposta.

TEMAS

Upamecano prefiere la Bundesliga o la Liga española antes que la Premier