El Periódico

El buen nivel de preinscripciones de la nueva Angeleta Ferrer podría hacer replantear la segunda línea

El concejal de Educación de Mataró sigue reclamando que la Generalitat abra una segunda línea de la nueva escuela

J. S. / MATARÓ

Viernes, 21 de abril del 2017 - 12:20 CEST

El concejal de Educación de Mataró, Miquel Àngel Vadell, explicó en su día que no desistía en su voluntad de que la nueva Angeleta Ferrer contara con dos líneas, como era la idea original por la cual han batallado los padres del centro.

Vadell se aferró a ver como funcionaban las preinscripciones de los padres -que antojaba importantes- para hacer ver a Ensenyament la necesidad de mantener la secunda línea originalmente proyectada.

Y el test se ha superado bien, puesto que finalizadas las preinscripciones escolares, según ha podido saber EL PERIÓDICO hay 37 peticiones de plaza, a las cuales hay que añadir las 10 -5 por línea- que tiene que incluir cualquier clase en concepto de Necesidades Educativas Especialies.

Teniendo en cuenta que la ratio de una clase de Primaria es de 25 niños, parece que la realidad pide efectivamente que haya dos líneas escolares en el nuevo centro que se está ultimando de construir en la calle Lepanto.

Así las cosas, en la última reunión de la comisión mixta de planificación entre Generalitat y Ayuntamiento, Vadell volvió a pedir a la delegada del Departament en el Maresme-Vallès Oriental, Carmina Pinya, que no suprimiera esta segunda línea.

Y no obtuvo un no por respuesta. "No nos damos por vencidos respecto la segunda línea de la Angeleta Ferrer, que recuerdo que será la única escuela pública del centro de la ciudad. Está claro que hay una demanda importante", ha asegurado Miquel Àngel Vadell.

Por su parte, fuentes de Serveis Territorials de Maresme-Vallès Oriental han asegurado que, al no estar concluídas totalmente las preinscripciones, de momento no hay ninguna decisión tomada.

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

La renovación de Leo se está fraguando; su padre está en la ciudad condal