El Periódico Deportes

Duncan se queda sin anotar por primera vez en su carrera

El pívot de lo Spurs, de 39 años, había sumado al menos 1 punto en los 1.359 encuentros que había disputado hasta ahora

Duncan se queda sin anotar por primera vez en su carrera

Tim Duncan se lamenta tras fallar una acción.

JOSÉ MARÍA EXPÓSITO / BARCELONA

Domingo, 3 de enero del 2016 - 18:29 CET

Año tras año hay un momento en que se formula una pregunta sobre Tim Duncan. ¿Está llegando el momento de su adiós? Y en la madrugada de este domingo se ha producido el hecho que volverá a reabrir el debate. Por primera vez en su carrera, sucedió lo que no había pasado en los 1.359 partidos anteriores del pívot de los Spurs: se quedó sin anotar. Su equipo se impusio con claridad a los Rockets (121-103), su 20ª victoria consecutiva en casa, pero el casillero de anotación del pívot de las Islas Vírgenes, de 39 años, no se movió en todo el partido.

Es cierto que Duncan ya no es el que era, pero es que ha sido mucho. Los 8,7 puntos que promedia esta temporada (con unos respetables 7,9 rebotes) palidecen ante las estadísticas de otras temporadas, y eso que el gran valor de Duncan no ha sido el de los números personales, sino el de comandar un equipo que juega como tal.

MEJOR QUE MALONE, OLAJUWON, JORDAN...

Desde que fue elegido en primer lugar en el 'draft' de 1997, los Spurs han conquistado 5 anillos de campeón (1999, 2003, 2005, 2007, y 2014), los cuatro últimos junto a Tony Parker y Manu Ginobili, con los que ha formado el trío con más victorias en la historia de la NBA, superando a un trío mítico de los Celtics como Larry Bird, Kevin McHale y Robert Parish. Sus 1.359 partidos consecutivos anotando son, además, la mejor marca de la historia, por delnate de Karl Malone (1.356), Hakeem Olajuwon (1.089), Elvin Hayes (1.084) y Michael Jordan (1.072).

En defensa de Duncan hay que decir que no jugaba desde el 25 de diciembre por molestias en una rodilla, y ante los Rockets solo ha disputado 14 minutos en los que ha lanzado tres únicas veces a canasta. Además, está acostumbrado a oir hablar de su edad. Hace cuatro años Gregg Popovich le dejó fuera de una convocatoria para darle descanso y en la nota oficial el motivo que escribió fue "demasiado viejo". Es cierto que el tiempo no perdona, y que los Spurs han hecho el fichaje de más relumbrón este año al traer a LaMarcus Aldridge de Portland para no perder poder en la pintura, pero con un balance de 29 victorias y 9 derrotas, igualando el mejor inicio histórico de la franquicia de San Antonio, Popovich está muy tranquilo.

El Sevilla impidió que Gameiro jugase un amistoso y a partir de aquí comenzó el baile. Barça y Atlético lucharon por una operación a varias bandas

Tarde de locos en la que el Barça podría firmar a un delantero o quedarse sin los deseados