El Periódico

Promo BCN Ahir cabecera

Joaquín Romero

Periodista

Las señales de Rajoy

@JoaqunRomero

Jueves, 24 de noviembre del 2011

Todo el mundo presiona a Mariano Rajoy para que anuncie ya sus planes económicos y, en concreto, los ajustes que tiene en mente. El presidente del PP, fiel a su estilo, no se acelera, aunque sí da algunas señales, más allá de informar de la reunión secreta con el presidente del Gobierno en funciones para transmitir la imagen de que está en ello.

La primera señal la dio a través de la secretaria general del PP al día siguiente de las elecciones, cuando María Dolores de Cospedal dijo muy claramente que España está haciendo los deberes y que ahora la pelota está en el tejado europeo. El mismo partido que había acusado durante tres años al Gobierno socialista de ser el responsable directo del paro, del encarecimiento de la deuda, del débil crecimiento, de todo lo demás y de no hacer nada, daba un giro de 180 grados nada más ganar en las urnas para respaldar las medidas tomadas a partir de mayo del 2010, a las que se opuso y tanto criticó. Un cambio importante que ha pasado como de puntillas.

La segunda no fue lanzada por la línea oficial del PP, sino por la oposición interna. Esperanza Aguirre decía el martes que su partido ha encontrado la caja vacía al llegar al Gobierno. Es obvio que los populares aún no han ocupado los ministerios, que no han visto ninguna caja y que no será precisamente la presidenta madrileña quien se encargue de hacerlo. Era un torpedo --uno más de los que lanza la lideresa-- contra Rajoy, en cuya erosión se ocupa siempre que puede. Parece claro pues que será todo lo contrario, que el PP no va a iniciar su mandato con acusaciones sobre falsedades contables que podrían perjudicar seriamente los intereses del país y castigar la gestión de Rajoy.

La tercera señal: encuentro con Rodrigo Rato el miércoles en la sede del partido, donde el presidente de Bankia ya había estado la noche electoral celebrando la victoria. Los rumores hablan de su eventual incorporación al nuevo Gobierno. Es posible, pero improbable. Resulta curioso que de todas las conversaciones que Rajoy está manteniendo con banqueros la primera que trasciende sea ésta. El Banco de España acaba de intervenir el Banco de Valencia, una filial de Bankia; y, aunque las críticas se han dirigido a Miguel Ángel Fernández Ordóñez, el que tiene el problema es el banco matriz. Si Rajoy profundiza la reforma financiera, cosa que se da por descontada, todo el mundo cree que el banco de Rato será el que le dará más quebraderos de cabeza.

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario