• Sábado 23 agosto 2014, 05:33 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión
Iosu de la Torre

Análisis

Iosu de la Torre

Subdirector

El director de las manos pintadas de blanco

Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Sábado, 24 de noviembre del 2012 Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Será recordado por la brillantez de alguna de sus escasas películas, especialmente por Furtivos. Se le añorará por la sabiduría de sus reflexiones pausadas y certeras, por sus palabras, por la manera de tratar a la gente. Por ser de Zaragoza, una circunstancia que sin duda marca de por vida. Por escribir muy buenos relatos -algunos en vacaciones de agosto y Navidad para EL PERIÓDICO-- y por la etapa en que fue crítico de cine en el vetusto El Heraldo de Aragón durante los años más oscuros del franquismo.

José Luis Borau, en la gala de los Goya de 1998. ARCHIVO / JUAN MANUEL PRATS

Edición Impresa

Edición Impresa

Versión en .PDF

Información publicada en la página 52 de la sección de Espectáculos de la edición impresa del día 24 de noviembre de 2012 VER ARCHIVO (.PDF)

Pero, sin duda, lo que no abandonará la memoria ciudadana es la imagen de José Luis Borau en la entrega de los premios Goya de 1998. El entonces presidente de la Academia alzó las palmas de las manos pintadas de blanco, conteniendo la enormidad de su cuerpo y la indignación de su rostro, por el asesinato del concejal sevillano Alberto Pérez Becerril y de su esposa. Su personalísimo basta ya a ETA la noche en que Luis García Berlanga hizo los honores al incompareciente Rafael Azcona. El gran guionista, que siempre huyó de los escaparates y provocó grandes risas al espectador, decidió que les dieran a todos por saco, incluido el acomodador y la taquillera. La ausencia permitió registrar para la posteridad la sentencia de José Luis Cuerda: «Berlanga es Dios y Azcona, su profeta». No sé a qué paraíso o purgatorio habrán ido, pero por un instante celebro el encuentro de Borau con sus colegas Berlanga, Bardem, Azcona y Fernán-Gómez. Cuánto talento hemos perdido. Cuánto nos regalaron.

Miren la foto de Borau con las manos pintadas de blanco hace casi 15 años. Todo un símbolo de las gentes del cine. Como fue la gala del 2003, con los de Animalario espoleando el No a la guerra y al Gobierno de Aznar, seguido del clamor de Javier Bardem, con su Goya por Los lunes al sol: «Ganar unas elecciones no es un cheque en blanco. Hay que escuchar al pueblo». La sentencia valdría para este 2012 de casi seis millones de personas al sol lunesino y el PP administra el desastre con mayoría absoluta. Qué suerte que ETA ha elegido otra senda. Pernando Barrena, de Bildu, lamentó el miércoles el asesinato de Ernest Lluch. Hoy, quizá, le duela el fallecimiento del cineasta de las manos pintadas de blanco.

Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

Lo +

Lo más
Mostrar grupo Lo más visto
Ocultar grupo Lo más comentado
Mostrar grupo Lo más valorado
Mostrar grupo Lo más enviado

También en elPeriódico.com