El Periódico

La mejor selecci?n de pisos y casas - Venta de pisos y casas

Yanukóvich afirma que la situación en Crimea es una reacción natural al "golpe" en Kiev

El expresidente asegura entender el deseo de los crimeanos de organizarse y crear grupos de autodefensas para "defender sus casas y sus familias"

El depuesto presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich, en rueda de prensa en Rostov del Don, Rusis, hoy.

MAXIM SHEMETOV / REUTERS

El depuesto presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich, en rueda de prensa en Rostov del Don, Rusis, hoy.

EFE / Moscú

Viernes, 28 de febrero del 2014 - 16.45 h

El depuesto presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich, ha dicho hoy que los acontecimientos en la república autónoma ucraniana de Crimea, donde grupos armados han tomado edificios oficiales y aeropuertos, es una reacción natural al vuelco de poder en su país. "Todo lo que sucede ahora en Crimea, lo considero una reacción absolutamente natural al golpe criminal en Kiev", ha asegurado el huido expresidente ucraniano en una rueda de prensa en la ciudad meridional rusa de Rostov del Don.

Yanukóvich ha manifestado que el poder en Ucrania ha sido usurpado por "un puñado de radicales" y que "la población de Crimea no quiere ni va a obedecer a los nacionalistas". El expresidente ha asegurado entender el deseo de los ciudadanos de Crimea de organizarse y crear grupos de autodefensas: "Obviamente quieren defender sus casas y sus familias. Es algo natural".

Tras ser declarado por las nuevas autoridades ucranianas en busca y captura internacional por asesinatos masivos, Yanukóvich ha querido dejar claro que Crimea debe seguir siendo parte de Ucrania. "Quiero dirigirme a los crimeanos para pedirles que no permitan el fratricidio y el derramamiento de sangre. Como presidente de Ucrania, quiero declarar que Crimea debe seguir formando parte del Estado ucraniano, conservando una amplia autonomía", ha subrayado.

"Invasión militar y ocupación" rusa

El ministro del Interior de Ucrania, Arsén Avákov, ha denunciado hoy el bloqueo por militares rusos de los aeropuertos de Sebastopol y Simferopol, capital de Crimea, acciones que ha calificado de "invasión militar y ocupación". Rusia ha negado que sus militares bloqueen los dos aeropuertos, a tiempo que los propios grupos armados, pertrechados y armados como soldados profesionales, se definieron a sí mismos como las autodefensas de Crimea. Las mismas autodefensas tomaron ayer las sedes del Parlamento y el Gobierno de la autonomía crimeana.

El Legislativo de Crimea aprobó también ayer la celebración de un referendo, el próximo 25 de mayo --el mismo día en que se celebrarán las elecciones presidenciales anticipadas ucranianas--, sobre la ampliación de las competencias de la república autónoma. En esta región, de unos dos millones de habitantes, vive casi un 60% de rusos étnicos, un 25% de ucranianos y un 12% de tártaros.

Los rusos de Crimea acusan a las nuevas autoridades en Kiev de usurpar el poder al deponer a Yanukóvich y de querer imponerles la cultura ucraniana. Mientras, los tártaros defienden la unidad e integridad territorial de Ucrania y se oponen a la celebración del referendo. Crimea, península bañada por el mar Negro que acoge una base naval rusa en Sebastopol, fue "regalada" en 1954, por el entonces mandatario soviético, Nikita Jruschov, a Ucrania, una de las repúblicas que formaban la Unión Soviética.

Publicidad

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario