El Periódico

Un talibán infiltrado en la policía afgana droga y mata a tiros a 10 agentes

El ataque se ha producido en un cuartel de la policía en la provincia de Oruzgán

Un talibán infiltrado en la policía afgana droga y mata a tiros a 10 agentes

AFP / JAVED TANVEER

Un soldado afgano junto al cuerpo de un talibán muerto en un ataque en las cercanías de Kandahar.

FRANCE PRESS / KANDAHAR

Martes, 26 de enero del 2016 - 19:01 CET

Un talibán que había logrado infiltrarse en la policía afgana de la provincia de Oruzgán, al sur de Afganistán, ha asesinado a tiros a 10 agentes a los que antes había adormecido mediante una droga, según han informado las autoridades de la zona.

El sospechoso "primero drogó a 10 compañeros y luego, cuando estaban inconscientes, les mató a tiros", informó a la agencia France Press Dos Mohammad Nayab, portavoz del gobernador de Oruzgán. "Robó sus armas se fugó", declaró al portavoz, que anunció que una "caza al hombre" se está desarrollando en la zona para capturar al terrorista.

Por su parte, los talibanes, a través de su portavoz habitual Zaibulá Muyahid, han reivindicado el ataque. El ataque se enmarca en la intensa ofensiva que los talibanes están llevando a cabo durante el invierno y que ha tenido como objetivo las legaciones diplomáticas extranjeras, entre ellas, la española, que fue objeto de un ataque el pasado diciembre en que murieron dos policías nacionales.

ESTRATEGIA ARMADA

Este ataque se produce solo una semana después de que un soldado, que resultó también ser un talibán infiltrado, mató a nueve de sus compañeros. Ese ataque se produjo también en Oruzgán.

Los atentados perpetrados por talibanes infiltrados en la policía o el ejército son una estrategia armada habitual entre la insurgencia afgana.

TEMAS

El FC Barcelona hizo oficial la renovación de contrato de Neymar Junior hasta el 2021 con una cláusula especial

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, ha puesto su punto de mira en cuatro fichajes de relumbrón que requerirán una inversión estratosférica de casi 400 millones de euros