El Periódico

Martin Schulz / Presidente del Parlamento Europeo

«No se puede usar la crisis de excusa para recortes sociales»

ELISEO OLIVERAS
BRUSELAS

Miércoles, 8 de febrero del 2012

Martin Schulz, presidente del Parlamento Europeo, el pasado 17 de enero en Estrasburgo.

El nuevo presidente del Parlamento Europeo, el socialdemócrata alemán Martin Schulz, destacó ayer en una entrevista a EL PERIÓDICO que «no se puede justificar la reducción de la protección social con la excusa de la crisis» y advirtió de que Grecia «ya no puede soportar más recortes» y que la imposición de nuevos sacrificios puede conducir a un estallido social.

-¿Es adecuada la actual estrategia europea contra la crisis?

--La UE, bajo la presión de Alemania, está cometiendo un gran error de poner todo el énfasis en el rigor presupuestario, cuando se necesitan inversiones para el crecimiento y el empleo. El rigor está bien, porque no se puede financiar la vida actual con la deuda de nuestros hijos y nietos. Pero hay que cambiar la estrategia para que combine el rigor con inversiones para el crecimiento y el empleo.

-¿La reciente cumbre europea ha modificado esa estrategia?

-Desgraciadamente no. La cumbre implantó el rigor presupuestario con medidas vinculantes a través del tratado de unión fiscal, mientras que las propuestas sobre el crecimiento son voluntarias. Esto es desequilibrado. Grecia, por ejemplo, ya no puede reducir más los gastos. Lo que Grecia necesita es una estrategia de salida de la depresión en que se encuentra.

-¿Los nuevos sacrificios que la UE y el FMI piden a Grecia pueden conducir a un estallido social?

-Sí. Existe ese riesgo. Los partidos políticos griegos dan la impresión de preocuparse más de ellos mismos que del país, en especial el líder conservador, Antonis Samaras. La gente tiene la convicción de que es la gente sencilla quien paga la crisis, mientras que el resto se libra. Esto es catastrófico. Hay que mostrar que no solo las clases populares pagan la factura de la crisis, sino también las grandes fortunas, las entidades financieras y los fondos especulativos.

-La crisis parece que se está instrumentalizando para recortar los derechos sociales a través de los ajustes presupuestarios.

-Hay que evitar eso a toda costa. Los trabajadores ya han pagado enormemente la factura de la crisis a través de las enormes ayudas públicas concedidas a los bancos. El rigor presupuestario no afecta a los ricos. Ya basta. No se puede justificar la reducción del marco social con la excusa de la crisis. Hay dinero suficiente, pero mal distribuido. Es necesario que los que tienen dinero paguen. Las tres medidas indispensables son la lucha contra el fraude fiscal, la clausura de los paraísos fiscales y la tasa sobre transacciones financieras.

-¿Las reformas laborales que se plantean en diferentes países pueden conducir también a un retroceso social?

-La situación es muy diferente de un país a otro. Hay que reformar donde sea necesario, pero siempre respetando la justicia social.

-¿Europa debe avanzar hacia un Estado federal para fortalecerse?

-Necesitamos una unión política que incluya todas las áreas, con unas instituciones que sean capaces de hablar en nombre de Europa. No llegaremos a una Europa federal, sino a una especie de federación de estados soberanos, que se acercará a un Estado, pero sin serlo.

-¿El nuevo tratado de rigor fiscal servirá para resolver la crisis?

-El tratado será de difícil ratificación y aplicación en Francia. La verdadera solución es advertir a los especuladores que Europa no se dejará dividir y defenderá su moneda cueste lo que cueste e invertir en el crecimiento para recuperar la confianza de los ciudadanos.

-Berlín y París dirigen de facto la eurozona con crecientes críticas.

-Alemania y Francia deben pilotar la zona euro porque representan más del 50% del PIB. Pero es peligroso que el presidente francés Sarkozy transmita la imagen de que él y la cancillera Merkel son Europa. Alemania contribuye con mucho dinero a estabilizar Europa y defiende unas instituciones europeas fuertes. Pero debe cambiar su imagen y evitar la impresión de que da lecciones a los demás.

-¿Cuándo se podrá utilizar el catalán en la Eurocámara?

-Voy a proponerlo a la Mesa del Parlamento y a apoyarlo, pero no puedo garantizar que haya una mayoría a favor.

Piqué, Mascherano y Aleix Vidal reciben el alta médica y estarán disponibles para la final