El Periódico

INTERVENCIÓN INTERNACIONAL CONTRA GADAFI

La OTAN descarta dar armas a los rebeldes en Libia

La Alianza Atlántica asegura que hará respetar el embargo de armamento ya que la resolución de la ONU autoriza a "proteger a los civiles, no a armarlos"

ELISEO OLIVERAS / Bruselas

Jueves, 31 de marzo del 2011 - 10:35 CEST

  • El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, durante la rueda de prensa que ha ofrecido este jueves en Estocolmo.

  • Charles Bouchard, al mando de las operaciones de la OTAN en Libia, el lunes, en una rueda de prensa en la base de la Alianza en Nápoles.

La OTAN ha rechazado armar a los rebeldes libios como han planteado algunos países aliados para intentar reequilibrar las fuerzas sobre el terreno y ha asegurado que hará respetar por vía marítima el embargo de venta de armas al país decretado por la ONU, incluso si van destinadas a los rebeldes que luchan contra las fuerzas del régimen autoritario de Muamar Gadafi.

"La OTAN actúa para proteger a la población civil libia, no para armar a la gente", ha afirmado el secretario general de la organización, Anders Fogh Rasmussen. "Vamos a hacer respetar el embargo de armas a Libia, incluso si van destinadas a los rebeldes", ha asegurado el presidente del comité militar de la Alianza Atlántica, el almirante Paolo Di Paola. "Si hay un buque que transporta armas o mercenarios, lo interceptaremos", ha advertido Di Paola. "Confío que ningún país intente hacerlo", ha añadido el jefe del estado mayor aliado.

Refuerzos para los rebeldes

EEUU y Gran Bretaña han evocado la posibilidad de reforzar con armamento a los rebeldes que luchan contra Gadafi, pero la mayoría de los países aliados se ha mostrado hasta ahora opuesta. La Alianza Atlántica ha insistido en que "no hay una solución militar a la crisis libia", sino que esta tiene que ser "política". "La OTAN no va a decidir el futuro de Libia, eso es algo que sólo puede decidir el pueblo libio", ha afirmado Di Paola.

La OTAN ha asumido a las 8 de la mañana (hora española) el mando efectivo de todas las operaciones militares en Libia, incluidos los ataques contra objetivos terrestres de las fuerzas de Gadafi, que hasta ahora coordinaba EEUU en nombre de la coalición franco-británica y norteamericana. La OTAN se responsabiliza de este modo del mando militar de las tres operaciones de intervención internacional en Libia: la vigilancia marítima del embargo de armas, el control de la prohibición de vuelo y la protección de la población civil de ataques.

La OTAN será imparcial para proteger a la población

La Alianza Atlántica ha insistido en que su actuación será "imparcial" para proteger a "toda" la población civil y las áreas pobladas de "ataques o amenazas de ataque" sean del bando que sean. "Hasta ahora los ataques sólo han procedido de una bando, las fuerzas de Gadafi", ha recordado el almirante Di Paola.

En las operaciones militares en Libia participan unos 20 países aliados y 7 países que no forman parte de la Alianza Atlántica (como los Emiratos Árabes Unidos o Qatar), que aportan en total un centenar de aviones y una docena de fragatas. España, al igual que Holanda y Turquía, no participará en las misiones que impliquen ataques a objetivos terrestres en Libia. España contribuye a las operaciones aliadas con 4 cazas F-18, un avión de apoyo, una fragata y un submarino.

El Barcelona hará oficial su decisión de ejecutar la opción de compra de Gerard Deulofeu