El Periódico

Entradas para el concierto de Andrea Motis y Juan Chamorro con la Orquestra Nacional Clàssica d'Andorra

VIAJE A LATINOAMÉRICA

Obama se anima con el tango

La exhibición fue durante la cena de gala organizada por su homólogo argentino Macri

Durante la cena de gala ofrecida por el presidente Macri, Obama se animó a bailar tango.

Durante la cena de gala ofrecida por el presidente Macri, Obama se animó a bailar tango.

ABEL GILBERT / BUENOS AIRES

Jueves, 24 de marzo del 2016 - 10:39 CET

"Es muy buen bailarín”, dijo Mora Godoy, conocida por su destreza en la pista de tango. A ella le tocó acompañar a Barack Obama, al compás de 'Por una cabeza', uno de las canciones emblemáticas cantadas por Carlos Gardel. Michelle Obama hizo lo propio con otro bailarín. Y los anfitriones argentinos, entre ellos el presidente Mauricio Macri, aplaudieron complacidos.

La coreografía tuvo lugar en el Centro Cultural Néstor Kirchner, donde Macri agasajó al presidente de Estados Unidos y su comitiva. Obama, dijo Macri, en medio de los brindis, llegó a Buenos Aires "en el momento perfecto".

Y agregó: "Los argentinos hemos aprendido que queremos construir relaciones sensatas con todos los países del mundo y basados en tres compromisos fundamentales: diálogo, beneficio mutuo y responsabilidades compartidas".

BAILE POR SORPRESA

Obama le dio a Macri la temprana estatura de un líder regional y ponderó los cambios llevados adelante en tres meses. Nadie esperaba, sin embargo, que bailara tango. El presidente de EEUU puso por encima de su destreza el gesto diplomático, se levantó de su silla y fue a buscar a Godoy.

"Me decía que no sabía bailar y yo le decía que me siga. Me dijo que sí y empezó a bailar él. Lo empecé a seguir yo a él porque es muy buen bailarín", dijo Godoy al diario 'La Nación'. Obama concluye hoy su visita a la Argentina en el Parque de la Memoria a los desaparecidos durante la última dictadura militar de la que se cumplen este jueves 40 años de su inicio. Los organismos de derechos humanos resolvieron no acompañarlo: esperaban una autocrítica más vehemente sobre el papel de Washington en la década del setenta como sostén de los Gobiernos represivos.

Al no disputar el número mínimo de partidos, su cláusula se reduce y el Barça pierde la opción de recompra en caso de que el jugador se vaya del club

La final de la Champions League ocupa la portada de este sábado