El Periódico

Venta entradas Los Secretos cabecera

RACISMO Y XENOFOBIA SE MATERIALIZAN

Los neonazis griegos toman la calle tras su conquista del Parlamento

Amanecer Dorado se envalentona y comienzan las agresiones a extranjeros e inmigrantes

EFE / ANDRÉS MOURENZA Atenas

Sábado, 7 de julio del 2012 - 16:56 CEST

El comerciante pakistaní Ahmet Nadim, víctima de las amenazas de Amanecer Dorado.

Tras convencer en las elecciones a más de 400.000 griegos con su discurso xenófobo y lograr una histórica entrada en el Parlamento, el partido neonazi Amanecer Dorado ha incrementado ahora su presencia en la calles, con ataques a extranjeros y amenazas a comerciantes inmigrantes.

"El sábado 23 de junio llegaron unos 30 o 35 neonazis. Algunos venían en moto y todos iban armados con palos y protegidos con cascos. Entraron en mi tienda y me dijeron: "No te queremos aquí. Este es nuestro país y no el tuyo. Vete. Tienes una semana para cerrar esta tienda", ha declarado el pakistaní Ahmet Nadim, que regenta un videoclub en el barrio ateniense de Nikea.

Su caso no es único. Los negocios contiguos, una barbería y un colmado, regentados por inmigrantes también fueron amenazados, mientras la Policía, situada a 30 metros de donde ocurría, no intervino.

La crisis, las medidas de austeridad, el elevado desempleo y la alta inmigración legal e ilegal, han servido de acicate al crecimiento de Amanecer Dorado, que se ha envalentonado por sus buenos resultados electorales: han pasado de obtener el 0,3 % en 2009 a casi el 7 % de las últimas elecciones..

Según Yavied Aslam, presidente de la comunidad pakistaní de Grecia, en los últimos tres meses, unos 300 inmigrantes han resultado heridos en agresiones racistas.

Un día de mediados de junio, a las seis de la mañana, el pakistaní Ghuldam Murtza acudía a su trabajo cuando lo divisaron cuatro motoristas. Cambiaron el sentido de su marcha para perseguirlo y propinarle una paliza: sufrió severas contusiones en la cabeza y le rompieron el tabique nasal.
"Si los de Amanecer Dorado se encuentran a un inmigrante solo, sobretodo de noche, lo envían al hospital. Y esto ocurre a diario", se queja a su lado Mohammed, que trabaja en el mercado del barrio.

MANIFESTACIÓN A FAVOR DE LOS INMIGRANTES

Por ello, el jueves, la Unión de Trabajadores Inmigrantes y el Movimiento Unido Contra el Racismo y la Amenaza Fascista convocó en Nikea una manifestación de apoyo a los inmigrantes, exigiendo el cese de la violencia y el cierre de la sede del partido neonazi en el barrio.

Unas mil personas, en su mayoría inmigrantes pakistaníes, se congregaron bajo el lema: "Amanecer Dorado es una banda neonazi. Ni en el Parlamento ni en ningún sitio, fuera los fascistas de cada barrio".

A unos 300 metros, unos 200 militantes de Amanecer Dorado acordonaron la calle de su sede y, armados con palos y escudos pintados con el símbolo de la antigua Esparta, se apretaban en formación.

"Estamos aquí para proteger nuestra sede. Es ridículo e inaceptable que unos paquistaníes, indios y árabes se manifiesten pidiendo la ilegalización de un partido que está en el Parlamento", critica Yannis Lagos, uno de los hombres al mando y guardaespaldas habitual del líder neonazi, el exmilitar Nikolaos Mijaloliakos.

LÍDERES NEONAZIS NIEGAN LOS ATAQUES

Otro portavoz local del partido, Yorgos Patelis, asegura que los episodios de violencia y robos por parte de los inmigrantes se producen "diariamente" en el barrio y que sus hombres se limitan a "acudir en ayuda de los ciudadanos griegos cuando estos lo piden", lo que implica patrullar las calles.

Patelis niega haber amenazado a los tenderos pakistaníes y asegura que su partido utiliza medios "legales" para lograr sus objetivos, el principal de los cuales es "que se vayan todos los inmigrantes", pues para los neonazis "ninguno es legal".

"No es verdad, protesta Aslam, los que nos amenazaron se presentaron abiertamente como miembros de Amanecer Dorado. El problema es que fuimos a denunciarlo a la Policía y nos dijeron que ellos no podían hacer nada".

El nuevo diseño de Nike incorpora al nuevo patrocinbador, Rakuten