• Domingo 20 abril 2014, 10:15 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión

La convulsa situación italiana

Monti y Berlusconi se enzarzan ya en un fuego cruzado

El aún jefe del Ejecutivo alerta de «las soluciones mágicas» en campaña

El exprimer ministro critica que el Gobierno escucha demasiado a Merkel

Miércoles, 12 de diciembre del 2012 Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
ROSSEND DOMÈNECH
ROMA

Podría afirmarse que la campaña electoral para las elecciones de febrero ha empezado ya con intercambios de floretes entre Mario Monti y Silvio Berlusconi, quien la pasada semana, después de un año de apoyo, le quitó bruscamente la silla al comedido jefe del Gobierno.

Berlusconi y su novia, Francesca Pascale, en una pizzería de Milán. EFE / STEFANO PORTA

Más información

Edición Impresa

Edición Impresa

Versión en .PDF

Información publicada en la página 10 de la sección de Mundo de la edición impresa del día 12 de diciembre de 2012 VER ARCHIVO (.PDF)

Las primeras escaramuzas salieron ayer a cuenta de la prima de riesgo, de la cancillera Angela Merkel, de ciudadanos supuestamente tontos y de nietos. Berlusconi anunció, además, mucho carbón como regalo navideño para todos sus parlamentarios conservadores, el 90% de los cuales no serán aceptados como próximos candidatos, según dijo.

Tal vez celosos del protagonismo público adquirido por Berlusconi, el secretario de los conservadores, Angelino Alfano, y Marcello dell´Utri, amigo íntimo del exprimer ministro, bibliófilo por vocación y vendedor de diarios históricos falseados como los de Benito Mussolini -condenado, además, por mafioso- se liaron a insulto limpio en las televisiones del país, calificándole uno de «pobre desgraciado» y recibiendo como respuesta un «Alfano no tiene pelotas».

Lo que demostraría que el regreso de Berlusconi ha hecho subir también de repente la fiebre de los conservadores, que han visto esfumarse unas primarias para elegir a su sucesor. Habían olvidado, como ya dijo el difunto médico personal del político Umberto Scampagnini, que el sujeto es «técnicamente inmortal».

ANTE LAS AMAS DE CASA / Tratándose de una campaña que corre el riesgo de jugarse con la mirada en la pantalla de la bolsa más que en los sondeos, tiene sentido que las primeras pullas se produjeran por culpa del spread, o sea, la prima de riesgo.

Según Berlusconi, el famoso dato que desde hace cuatro años abre los telediarios de media Europa es «una estafa» y «a nadie le importa». Obvió decir que en el 2011 sus empresas le permitieron embolsarse la friolera de 400.000 euros diarios, por lo que puede no estar interesado en los diferenciales. «Hasta hace un año nadie hablaba de eso». Y preguntó: «¿Qué nos importa cuántos intereses paga nuestra deuda a quien invierte en títulos italianos respecto a quien lo hace en deuda alemana?».

A toda prisa las teles italianas ficharon ayer a los economistas que encontraron para que explicaran que si 100 puntos de más o menos de diferencial equivalen a 20.000 millones de agravio por intereses sobre la deuda, alguna diferencia habrá.

Monti, que es de buenos modales pero más lince de lo que parece, eligió un programa muy seguido por las amas de casa de la RAI para explicar que «hay que estar muy atentos a la hora de barrer algunos mitos, como el que dice que lo que hace un país no tiene consecuencias sobre la prima de riesgo». Los operadores de bolsa aportaron que la dimisión de Monti, provocada por Berlusconi, costó entre el pasado viernes y el lunes sucesivo unos 1.500 millones de euros a sus clientes.

Monti, cuya presencia en la carrera electoral no está decidida, señaló que «en campaña se presentan soluciones mágicas, pero los políticos tienen que ofrecer un futuro y no prometer lo que no pueden mantener. Los ciudadanos no son tontos». Pero Berlusconi remató que «el actual Gobierno escucha demasiado a la cancillera», y para dejarlo claro enumeró todas las veces que le había dicho que no a la señora Merkel. «Mientras ejercí como jefe del Gobierno fui uno de los que más autoridad moral tenía». Las campanadas debieron llegar a Berlín, porque a media mañana salió el ministro de Exteriores a puntualizar que «hay una cosa que no aceptaremos, y es que Alemania sea objeto de una campaña electoral populista».

También criticó su estrategia populista el grupo popular en el Parlamento Europeo. «Es un grave error haber hecho caer el Gobierno de Monti», lamentó el líder del grupo popular, el francés Joseph Daul. «Europa no puede permitirse una política de espectáculo. Europa necesita una gestión rigurosa», insistió Daul, informa Eliseo Oliveras.

Berlusconi se mostró convencido de que la prima de riesgo fue inventada para abatir a su Gobierno, en el 2011, y añadió que «con Monti la economía ha empeorado», porque todo son recortes y «nada para el crecimiento».

«Me gustaría saber -dijo Monti- cómo habría sido posible salvar a Italia del destino griego y además hacerla crecer. Esta receta tendría que haber sido encontrada hace unos años, cuando la necesidad no era salvarse». Y sabiendo que le escuchaban amas de casa, explicó que su nieto, oyendo el lunes la palabra «spread» en televisión, dijo a su madre: «Mamá, hablan de mi, en el jardín de infancia me llaman así».

Noticias relacionadas

 
Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

Internacional

También en elPeriódico.com