• Miércoles 22 octubre 2014, 23:36 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión

Aniversario en un país europeo

El monstruo en familia

El empeño del artista Lutz Becker, marcado desde la niñez por el nazismo, permitió dar con las cintas que Eva Braun grabó del 'führer'

Jueves, 31 de enero del 2013 Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
BEGOÑA ARCE
LONDRES

Cuando la película 'Swastika' se presentó en 1973 en el Festival de Cannes, el escándalo fue enorme. El documental era un montaje de escenas caseras de Adolf Hitler con sus íntimos colaboradores y amigos, rodadas por su amante, Eva Braun. Las imágenes mostraban al genocida, relajado, de traje y corbata, tomando una taza de té, acariciando al perro, jugando con los niños de la familia. El público reaccionó con gritos de «asesino» y con pateos, horrorizado de que se exhibiera el lado más humano de uno de los más grandes criminales de la historia. Aquella reacción visceral de la sala fue un golpe difícil de encajar para el hombre que había empeñado varios años buscando las cintas perdidas de Eva Braun.

Los vídeos en color de Eva Braun y Hitler. / YouTube

Edición Impresa

Edición Impresa

Versión en .PDF

Información publicada en la página 15 de la sección de Mundo de la edición impresa del día 31 de enero de 2013 VER ARCHIVO (.PDF)

Lutz Becker había sufrido los horrores de nazismo desde el día en que nació en Berlín, en 1941. El artista e historiador, afincado en Londres, guarda de los primeros años de niñez el recuerdo pavoroso de las bombas de los aliados y de los cuerpos de los soldados muertos en las calles cuando la guerra tocó a su fin, en 1945. Su odio al Tercer Reich se fue incrementando a medida que durante la guerra fría se fueron conociendo las atrocidades cometidas por Hitler. Fue precisamente mientras recopilaba a mediados de la década de los sesenta material para su tesis doctoral sobre aquella niñez rota, cuando vio por primera vez en un archivo la foto de Eva Braun, con una cámara de cine Siemens de 16mm.

Becker tomó la decisión de encontrar como fuera el material rodado por la mujer que más cerca había estado de Hitler. Los escritores Robert McCrum y Taylor Downing han reconstruido para el semanario 'The Observer' la búsqueda de aquel tesoro documental. Becker partió de cero. Nadie había visto nunca las películas de quien terminaría suicidándose con Hitler, un día después de que la pareja contrajera matrimonio. Becker buceó en los archivos del Museo de la Guerra, en Londres, sin resultado. En 1970 recibió una pista. Un veterano de guerra estadounidense, responsable de la liberación del chalet de Hitler en las montañas junto a Baviera, le confirmó haber recogido unas latas con películas.

En los Archivos Nacionales de Washington no halló nada pero le hablaron de un material, poco importante, que no había sido clasificado. Fue así como se encontró en 1972, en un viejo hangar de las fuerzas aéreas en Maryland, unas latas abandonadas con etiquetas en alemán. Al mirar al contraluz los fotogramas en color, descubrió a Hitler junto a otros nazis tomando el sol en la terraza del chalet alpino.

Al mundo le costaría aceptar esa otra imagen íntima del monstruo alemán.

Noticias relacionadas

 
Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

Internacional

Lo +

Lo más
Mostrar grupo Lo más visto
Ocultar grupo Lo más comentado
Mostrar grupo Lo más valorado
Mostrar grupo Lo más enviado

También en elPeriódico.com