• Lunes 22 diciembre 2014, 23:01 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión

LA CARRERA HACIA LA CASA BLANCA

Mitt Romney salva los muebles en las primarias de Michigan, su estado natal

El favorito a la nominación republicana se impone también en Arizona a Rick Santorum

Miércoles, 7 de marzo del 2012 - 12:30h. Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
RICARDO MIR DE FRANCIA / Washington

Después de perder los últimos dos estados disputados, Mitt Romney logró anoche disipar algunos fantasmas imponiéndose en las primarias republicanas celebradas en Arizona y Michigan a Rick Santorum, el único rival capaz de plantarle cara a estas alturas. Si bien en Arizona su victoria estaba tan cantada que los medios estadounidenses la anunciaron antes incluso de que comenzara el recuento de votos, en el estado natal de Romney la incertudumbre se prolongó durante todo el escrutinio. Un hecho que dice mucho. Ni siquiera en la tierra donde se crío, Romney es capaz de arrastrar al electorado.

Mitt Romney, con su esposa Anna, saluda a sus seguidores en Novi (Michigan). AP

Mitt Romney, junto a su esposa, Anna, saluda a sus seguidores, en Novi (Michigan), tras ganar las primarias. JEFF KOWALSKY | EFE

Pero por lo menos, ha logrado salvar los muebles, después de remontar en las encuestas a medida que Santorum daba rienda suelta a sus instintos de predicador, hablando a ratos más como un nuncio apostólico resentido que como el aspirante a la presidencia del país más influyente del planeta. En la balanza también podría haber influido los casi dos millones de dólares que Romney se gastó en publicidad en Michigan. Con el 85% del voto escrutado, el exgobernador de Massachusets obtuvo el 41% de los votos, seguido por Santorum, con el 38%, Ron Paul, con el 12%, y Newt Gingrich, que apenas hizo campaña tras constatar las malas predicciones de los sondeos, con el 7%.

"Paso de gigante"

Romney apareció visiblemente aliviado ante sus seguidores en Michigan en el preceptivo discurso tras conocerse los resultados. "No ganamos por mucho pero ganamos por un margen suficiente y eso es lo que cuenta", declaró escoltado por su mujer, Ann, y uno de sus hijos. "Este es un paso de gigante hacia un futuro más brillante", remachó. Según las encuestas a pie de urna, a Romney le votaron aquellos que votan pensando en el candidato con más opciones para derrotar a Barack Obama en noviembre y aquellos para los que la economía es su principal preocupación. Pero volvió a pinchar entre los electores que se definen como "muy conservadores" y entre la derecha evangélica.

La postura de los dos principales candidatos respecto a los rescates públicos a la industria del automóvil ha impregnado el debate de estos últimos días, aunque tanto Romney como Santorum se opusieron y se oponen a la intervención del Estado que permitió a General Motors y Chrysler, las dos grandes industrias de Detroit junto a Ford, renacer de la bancarrota. Estos días también han visto cómo la refriega política derivaba en insultos. Santorum ha descrito a Romney como "un chulo" y este le ha acusado de ser un "peso pluma en temas económicos" y de entregarse al "juego sucio" después de que su campaña pidiera a los electores demócratas que acudieran a votar por él aprovechando que cualquiera podía votar en las primarias de Michigan.

Triunfo más holgado en Arizona

Mucho más cómoda fue la victoria del multimillonario de Bain Capital en Arizona, donde ha contado con el apoyo de la gobernadora del estado, Jan Brewer, y del oriundo senador John McCain, escudero de Romney en esta campaña. Con el 78% del voto escrutado, se impuso con el 48% de los sufragios, seguido por Santorum (26%), Newt Gingrich (16%) y Ron Paul (8%), que no ha ganado una sola de las nueve primarias y caucus disputados.

Los 29 delegados que había en juego en Arizona irán todos para Romney, ya que el vencedor se los llevo todos, pero en Michigan, se repartirán en función de quién haya ganado cada uno de los distritos electorales. A este combate le falta nada menos que 41 asaltos, los estados que todavía restan por disputarse. El próximo 6 de marzo se celebra el supermartes, una fecha que podría servir para despejar un poco más el camino, aunque esta contienda está demostrando ser más alocada, cambiante e imprevisible de lo que todos pensaban. En juego están 11 estados, con sus correspondientes delegados.

Si para algo están sirviendo estas primarias es para constatar el escaso entusiasmo que despiertan los candidatos entre el universo conservador. Se vota por eliminación, como demuestra una encuesta de ayer en la que menos de la mitad de los electores decían creer firmemente en el candidato al que apoyan. A la jerarquía del Partido Republicano le horroriza la posibilidad de que Santorum acabe siendo el cadidato. Romney es para muchos, un mal menor.

Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

Lo +

Lo más
Mostrar grupo Lo más visto
Ocultar grupo Lo más comentado
Mostrar grupo Lo más valorado
Mostrar grupo Lo más enviado