El Periódico

Escándalo en Alemania

Merkel promete una dura respuesta a los "intolerables" ataques de Colonia

La cancillera abre el debate sobre la expulsión de inmigrantes "que no respeten las normas del país"

Un informe de la policía señala que los agentes fueron conscientes de lo sucedido la misma noche

Merkel promete una dura respuesta a los "intolerables" ataques de Colonia

EFE / MAJA HITIJ

Oficiales de la policía patrullan en la estación principal de Colonia, en Alemania, la noche del 6 de enero. 

Jueves, 7 de enero del 2016 - 19:12 CET

Los múltiples ataques y abusos sexuales perpetrados en Colonia durante la Nochevieja ya son una cuestión de primer orden nacional. La cancillera alemana Angela Merkel ha comparecido para denunciar que se trata de unos hechos “completamente intolerables” y presionar para que se esclarezca lo sucedido. “Las mujeres tienen la sensación de estar indefensas”, ha lamentado la jefa del Ejecutivo, que ha prometido "lanzar un claro mensaje a los que no están dispuestos a respetar las normas del país".

La fuerte polémica que ha levantado el caso está empezando a pasar factura al Gobierno federal y ha puesto en el ojo del huracán la política de acogida de los inmigrantes y refugiados. Este jueves ha sido la propia cancillera la que ha dicho que hay que estudiar si hasta el momento se ha hecho lo suficiente en lo que respecta a la expulsión de los extranjeros acusados de cometer delitos. La cancillera ha afirmado que lo ocurrido suscita preguntas "muy serias" sobre si se está ante un "patrón común de comportamiento" o si se trata de un "desprecio total hacia la mujer".

Gente llorando

Cada vez se conocen más detalles de lo ocurrido en Nochevieja en Colonia, donde se han presentado 121 denuncias por agresiones, la mayoría sexuales. Este jueves la policía ha anunciado que está siguiendo la pista de 16 hombres sospechosos, de "origen árabe o norteafricano". La indignación con la actuación policial ha escalado un peldaño más con la publicación de un informe confidencial en que los agentes aseguran ser conscientes del carácter violento de “inmigrantes” contra mujeres. “Estábamos informados de las condiciones alrededor de la estación y cuando llegamos vimos a gente llorando y a los niños sorprendidos”, apunta un alto oficial de la policía de Colonia.

El documento, citado por los diarios 'Spiege'l y 'Bild', también detalla que se arrojaron fuegos artificiales y botellas a la multitud y a las furgonetas de la policía. Después de los disturbios, la policía desalojó la plaza pero fue demasiado tarde para muchas mujeres. El caos y las agresiones sexuales, perpetradas por un centenar de hombres probablemente borrachos, siguieron en los alrededores de la catedral. “Los policías no pudieron hacerse con el control de la situación, simplemente hubo demasiados ataques en el mismo momento”, detalla el informe.

Pasillos formados por borrachos

"Mujeres, con o sin compañía, tuvieron que atravesar verdaderos pasillos formados por agresores-una multitud con hombres muy alcoholizados-, algo imposible de explicar", escribe el autor del documento. El policía califica la situación de "caótica y vergonzosa" y señala que los agentes temieron que se produjeran heridos e incluso muertos. Los agresores, prosigue, acorralaban a los policías que acudían a socorrer a las víctimas y amenazaban a los testigos.

El asunto apunta a que se podría tratar de bandas criminales organizadas que actúan en grandes concentraciones. Eso explicaría que durante la Nochevieja hubo ataques masivos en distintas ciudades alemanas. A las 121 denuncias por ataques, hurtos y dos por violaciones en Colonia, se suman 53 en Hamburgo y 11 más en Düsseldorf. De los casos perpetrados en Colonia se estima que casi tres cuartas partes estarían relacionados con abusos sexuales.

El club blanco habla con su agente en Europa y envía emisarios a Brasil

Rakitic valora el momento de Portugal y Cristiano Ronaldo, los próximos rivales de Croacia en la Eurocopa