El Periódico

EL DRAMA DE LA INMIGRACIÓN

Al menos 44 refugiados mueren ahogados en dos nuevos naufragios en el Egeo

Los guardacostas griegos recuperan los cuerpos de 20 niños entre los fallecidos

Los equipos de rescate buscan a "docenas" de personas todavía desaparecidas

Al menos 44 refugiados mueren ahogados en dos nuevos naufragios en el Egeo

STR

Víctimas de un naufragio en el Egeo el jueves.

Javier Triana Javier Triana ESTAMBUL

Viernes, 22 de enero del 2016 - 10:27 CET

Lejos de disuadir a los refugiados de embarcarse en una travesía cada vez más complicada, el invierno está multiplicando la tragedia. Esta madrugada, al menos 44 personas, entre ellos 20 niños, perdieron la vida en dos naufragios distintos que se produjeron frente a costas turcas. Según los guardacostas griegos, encargados de las operaciones de rescate, "docenas" permanecen desaparecidos.

El primer naufragio se produjo en las inmediaciones de la isla de Farmakonisi, a una decena de kilómetros de Turquía. La sobrecargada patera en la que viajaban desde el país eurasiático golpeó unas rocas alrededor de las 00:30 hora local (23:30 del jueves, hora española). Los equipos de salvamento recuperaron los cuerpos de seis niños y dos mujeres, mientras que 48 refugiados lograron llegar a la isla.

El segundo incidente tuvo lugar varias horas después y más al sur, cerca de la isla griega de Kalolimnos. El hundimiento resultó en la muerte de al menos 35 personas, entre ellas 11 niños, mientras que los 26 supervivientes aseguraron que había muchas más personas en la barca. El diario griego 'Ekathimerini' informa de que lanchas de los guardacostas, un helicóptero y barcos de particulares participan en las labores de búsqueda de desaparecidos.

Las últimas cifras de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) muestran que al menos 98 personas han perecido en las aguas del Mediterráneo, la mayoría en el Egeo, en lo que va de año. Más de 33.000 refugiados han llegado a Grecia en el 2016.

EN LANCHAS HINCHABLES

El vehículo más usado por los contrabandistas de personas que hacen negocio cruzando refugiados de Turquía a Grecia son lanchas hinchables con capacidad para una veintena de personas, pero que generalmente ocupan medio centenar dependiendo de un pequeño motor para propulsarse.

Las condiciones meteorológicas invernales han complicado un viaje ya de por sí peligroso. Además, la presión policial ejercida por las autoridades turcas contra las mafias de traficantes de personas a raíz del acuerdo entre Ankara y Bruselas para reducir el tránsito de refugiados hacia la Unión Europea ha hecho que estos contrabandistas escojan cada vez más ubicaciones más recónditas (y a menudo, más peligrosas) para embarcar a los refugiados. Lo que sumado a la oscuridad de la noche, el frío, los vientos y la lluvia convierten la travesía en una lotería en la que muchos pierden la vida.

El divertido pique que mantienen Neymar y Ronaldo se ha puesto al rojo vivo. ¿Podrá el exjugador mejorar la apuesta del azulgrana? 

Claudio Bravo, uno de los protagonistas de la final de la Copa América, no se creía el adiós de Messi