El Periódico

La madre de Cameron, contra las medidas de austeridad de su hijo

Mary, de 81 años, firma una petición corte los recortes de "servicios esenciales"

La madre de Cameron, contra las medidas de austeridad de su hijo

AP / HOUGAARD NIELS

Cameron, en una rueda de prensa el pasado viernes 5 de febrero durante una visita a Copenhague.

BEGOÑA ARCE / LONDRES

Martes, 9 de febrero del 2016 - 18:27 CET

La madre de David Cameron se ha sumado a la lucha contra los recortes del Gobierno conservador que preside su hijo. Mary Cameron de 81 años ha firmado una petición contra el cierre de decenas de centros para niños en el condado de Oxford, donde se encuentra la circunscripción electoral del primer ministro. Las autoridades locales deben ahorrar ocho millones libras, lo que implicará el cierre de muchos de los 44 centros para los pequeños, actualmente en funcionamiento. “Mi nombre figura en la petición, pero no quiero hablar de ello”, ha declarado al Daily Mirror, Mary Cameron, una magistrada ya jubilada.

Unas 10.000 personas han subscrito la reclamación, denunciado “la supresión de servicios esenciales que van a dejar a las familias, vulnerables y aisladas, y a una generación de niños desasistidos”. Para Jill Huish, al frente de la campaña, la firma de alguien tan próximo al primer ministro, “muestra lo profundo de los recortes de las medidas de austeridad de nuestros más vulnerables, cuando incluso la madre de David Cameron ha dicho basta”.

40% MENOS DE PRESUPUESTO

Según el 'Daily Mirror', las autoridades locales en Inglaterra han visto sus fondos gubernamentales reducidos en un 40% desde el 2010, el año en Cameron llegó al poder. El pasado mes de noviembre el líder conservador fue tachado de hipócrita cuando, sin cortarse lo más mínimo, acusó a las autoridades locales del condado de Oxford de la supresión de servicios, algo que era consecuencia directa de los tajos presupuestarios impuestos por su gobierno. Tampoco es la primera vez que un miembro de su familia se desmarca de su política de austeridad. Hace un año, su cuñado, Carl Brookes, un cardiólogo, advirtió que la sanidad pública británica (NHS) se encontraba bajo una enorme presión y afrontando dificultades “sin precedentes”.

Fuentes del FC Barcelona aseguran que ya tienen la decisión tomada

Hhristo Stoichkov le dijo a Luis Figo, a la cara, que seguirá insultándole siempre que lo vea por las calles de Barcelona